27
Apr
10

A donde vas pulgarcito…?

Está por cumplirse el primer año del gobierno Funes-fmln, que se agenció la preferencia de los votantes salvadoreños a partir de prometer que este gobierno cambiaría el rumbo social, político y económico del país.

Los más desesperados pedían muestras de cambio a los primeros cien días de gobierno. En efecto, para una situación tan deteriorada, y un extravío tan grande como sufre El Salvador, cien días bastaban para que almenos se trazaran las líneas maestras de un nuevo rumbo. Es que los cambios que necesita este país son de envergadura tal, que el sólo el trazado de esas líneas, tendria que ser percibido hasta para el observador más miope.

Bienintencionado caos

Los funcionarios efemelenistas son optimistas, opinan que sí hay cambios, de envergadura histórica. Exhiben como botón de muestra que por primera vez en la historia de El Salvador ha habido una entrega masiva de útiles y uniformes a los alumnos de nivel primario de las escuelas públicas.

Vale decir que este intento encabezado por el ministro de educación y vicepresidente de la república obedece a una sensible inspiración. En otras palabras, es un esfuerzo bien intencionado. Y sin embargo en política es inevitable que las buenas intenciones detrás de el parcial cumplimiento de una promesa, lleguen a colindar peligrosamente con la demagogia.

La intención de Sánchez Cerén era verter una gota de socialismo en un océano de capitalismo. Se ha cumplido a medias, en medio de un caos de grandes dimensiones, con gran despilfarro de materias primas y dinero. El ministro y vicepresidente dio muestra de no tener ni peregrina idea de significativos cambios sociales que se han dado en nuestro país en los últimos años. No se puede negar que le motivaba favorecer a los pobres, dar impulso a la pequeña industria (artesanía de la confección y el calzado) pero su ingenuidad administrativa, le impidió enterarse previamente que los artesanos de la confección y del calzado son una especie en extinción en nuestro país, casi desaparecida, empujados a la quiebra por la gran empresa. El lapsus del vicepresidente, provocó un desorden de grandes proporciones en el que las materias primas cuyo destino inicial eran los pequeños talleres de confección y calzado, circularon con tal desconcierto que se dieron por extraviadas partidas de esas materias primas, que seguramente fueron a parar al mercado negro. Al final, la mejor solución que se encontró, fue poner en manos de la gran empresa el suministro de calzado y uniformes escolares, prometidos. Esta solución provocó que los recursos financieros que inicialmente estaban pensados para favorecer a la pequeña y mediana empresa, fueron a dar a manos de grandes burgueses. Ni lerdos ni perezosos, los grandes empresarios, ávidos de ganancias, pusieron manos a la obra con tal premura, que no pocos padres de familia se quejaron al recibir uniformes y calzado de talla equivocada y defectuosos.

En fin la masiva entrega de útiles y uniformes a los niños de educación primaria, arroja un déficit alrededor de 17000 niños que adentrados al segundo trimestre del año lectivo, no han recibido ni útiles ni uniformes.

Al parecer, el socialismo continúa siendo una utopía utilizada de manera consciente por algunos políticos, para estafar incautos; otras veces enarbolada ingenuamente por políticos despistados, tal que les hace caer en la demagogia.

Pero la mayor debilidad de la iniciativa del señor ministro de educación, es que no hay visos de que se haya intentado hacer de el derecho a acceder a útiles y uniformes, de los escolares salvadoreños, una ley de la república.
El corolario de este bienintencionado caos es que los fondos para asegurar la entrega de útiles y uniformes a los escolares, no forman parte del presupuesto del ministerio de educación, ni de la nación; de modo que acercándonos a la segunda mitad del año lectivo, en que se ha prometido la entrega de un segundo uniforme, y con el déficit antes apuntado; el señor ministro se ve obligado a recurrir al ministerio de hacienda, a ver si de algún azaroso rezago resultan fondos para continuar el programa.

Estadísticas y cambio

Las estadísticas indicadoras del desempleo y subempleo en El Salvador, hace muchos años que dejaron de ser confiables. Los gobiernos salvadoreños se han arraigado en la cultura de manipular los estudios estadísticos únicamente a fin de maquillarse el rostro, y no se ven indicios que el gobierno actual vaya a revertir esta subcultura política, a pesar que las estadísticas objetivamente elaboradas, son radiografías de la nación, cuyo papel es indicar a todo gobierno, en donde y hacia a donde aplicar el cambio.

En la situación actual, los indicadores más fiables para tener una idea de los niveles de desocupación en nuestro país son otros fenómenos sociales igualmente graves, como son, el crecimiento y comportamiento de esa inmensa masa de salvadoreños dedicados al comercio informal (dicho sea de paso tan vejados por todos los partidos políticos sin excepción, por el sólo hecho de negarse a perecer pasivamente ante la marginación laboral y social de que son objeto). La masiva emigración; el incremento y diversificación de la actividad delictiva, y el creciente deterioro de los valores morales de la sociedad y de la institucionalidad, salvadoreñas, son otros de esos excepcionales indicadores de los niveles de desocupación en nuestro país.

Según datos del PNUD (Prograna de Naciones Unidas par el Desarrollo), el 35% de la población al interior del país (2 millones de personas; medio millón de familias) viven en tugurios marginales precarios, carentes de seguridad alimentaria, de acceso al agua potable, de letrinas, alcantarillas… En fin, carentes del mínimo derecho como ciudadanos. El gobierno ha dado a conocer sus políticas encaminadas a disminuir la pobreza, como la Red Solidaria Urbana; pero lo que no hace es informar el decurso de la aplicación de esas políticas y las metas trazadas en el tiempo y en el espacio.

La existencia de dos millones de salvadoreños viviendo en tales condiciones, tiene clara incidencia en los escandalosos niveles de delincuencia y homicidios que vive el país. Esto requieres por parte del Estado, no de tibias políticas para una disminución en abstracto; sino de movilizar a toda la nación alrededor de medidas estructurales encaminadas a la erradicación de la marginalidad y la pobreza.

Los salvadoreños somos conscientes que son los grandes poderes económicos, los que se opondrán como siempre lo han hecho, a que el gobierno desmonte las injustas estructuras existentes, porque es la precariedad y marginación de millones de salvadoreños, lo que enriquece a estos poderes cada vez más; pero es aquí donde apelamos a la promesa hecha por Funes-fmln, de gobernar bajo el signo de Oscar Arnulfo Romero, en favor de los más pobres de este país.

Pero la política tiene sus bemoles no tan fáciles de comprender. El presidente Funes sigue contando con el mayoritario respaldo político de los salvadoreños; es el presidente más valorado, por los súbditos, en América; y el fmln dobla a su principal contrincante (Arena) en la intención de voto.

En política, muchas veces sucede el incremento de los apoyos para un partido, no por méritos propios, sino, por hechos fortuitos. No es de dudar que el fraccionamiento de la fuerza legislativa del partido Arena, en dos grupos igualmente enanos, está dando la percepción al salvadoreño medio, que es oportuno apoyar al gobierno, dado que hay menos obstáculos para que éste eche a andar, de una vez por todas, sus promesas de cambio. En efecto, el partido Gana, surgido de la fracción arenera, se muestra anuente a ciertas políticas del ejecutivo, y a iniciativas de la fracción legislativa del fmln.

Y sin embargo surgen en el binomio Funes-fmln, nuevas dificultades para los prometidos cambios; también se multiplican los pretextos para no cambiar.

La principal de esas dificultades es que se evidencia algo que muchos salvadoreños se negaron a aceptar en un principio. Que el matrimonio Funes-fmln es un matrimonio de conveniencia, y que los planes futuros de cada uno hacia el otro, secretos por ambas partes, prometían en su momento grandes sorpresas.

En este novedoso matrimonio, en el cual el pueblo cifró sus esperanzas también existen inpensadas coincidencias, o quizás pactos, pero que tampoco abonan a cambio alguno.
Ambos, Funes-fmln se han dado cuenta que hay cierto tipo de privilegios para un gobernante a los cuales no conviene renunciar, sobre todo cuando se ha aceptado jugar con las reglas del sistema, en cancha rayada por el sistema. Así pues coinciden los susodichos o pactan, echar al baúl de los recuerdos, entre otras, la promesa de eliminar la partida secreta a favor del presidente, la limitación de los gastos en publicidad; o hacer prevalecer, en el ámbito de las contrataciones y promociones, los méritos por sobre el nepotismo y compadrazgo.
Otra novedosa coincidencia o quizás pacto, ha sido la mutua actitud por parte de Funes-fmln, de desatenderse de promover la ley de transparencia y de accesibilidad informativa.

Hay más de un fenómeno que vuelve a los políticos, enemigos de la transparencia y del acceso informativo. Uno de éstos lo constituyen las fuentes, formas y volúmenes de financiación partidaria. Otro es la gestión de empresas propiedad de partido o de miembros de partido.

Haber optimismo, haylo, pero por lo que se ve, el optimismo alrededor de la gestión Funes-fmln, es un optimismo a dos o quizás tres velocidades.

En recientes declaraciones a medios de prensa, coincide Pedro Juan Hernández, dirigente del Frente Social para un Nuevo País, con otros dirigentes populares. Sí hay cambio, dice, pero por el momento se trata únicamente de un cambio de actitud del gobierno hacia las organizaciones populares. Hay más tolerancia y voluntad de escuchar. De las palabras de Pedro Juan, se colige que no se ven cambios estructurales en el horizonte cercano. Que a pesar de ello, las esperanzas y expectativas siguen vivas aunque éstas se ven, como una pálida lengüita que amenaza extinguirse de un momento a otro.

Y qué significa que se extingan las esperanzas y las expectativas del pueblo necesitado de un verdadero cambio?
Se entiende que en este caso se verá en los centros de trabajo, en las calles, en el campo y las ciudades, el sensible incremento de la lucha del pueblo humilde y trabajador por su propia sobrevivencia.

De modo pues que si preguntamos al protagonista de esta historia: a donde vás Pulgarcito?, de seguro le haríamos caer en la cuenta que no va a ninguna otra parte que a recoomenzar la lucha desde cero. Que su destino es el mismo destino de Sísifo, aquel personaje que en castigo le obligan los dioses, a empujar una roca enorme hasta la cúspide de una empinada montaña. Alcanzada esa cúspide, vuelve a rodar la roca hasta la base. Sísifo está condenando por eterna memoria a regresar y volver a empujar esa roca, una y otra vez desde el punto cero.

                                                                                                                                          Pablo Pers


1 Response to “A donde vas pulgarcito…?”


  1. 1 roberto cabrera
    maj 6, 2010 kl. 7:28 e m

    Companero:
    El socialismo real tal cual se le donomino en su momento, si existio pues yo estuve alli, y le quito el sueno a los capitalistas por mas de setenta anos, si bien es cierto no era perfecto, este levanto las banderas muy reales del internacionalismo proletario y la solidaridad entre los pueblos y mantuvo el balance entre capitalismo y socialismo, acordate que fue el primer experimento socialista del mundo y que la Union Sovietica alcanzo logros significativos en materia de justicia social y libertades civiles hasta el cuarentiuno cuando fue atacado por los facistas que trataron en vano de destruir el primer estado socialista del mundo y el costo que ”la gran guerra patria” como la llamaban los sovieticos tuvo en la economia y el desarrollo del pais, algo que mermo el avance economico que se venia dando desde el diecisiete, no quiero extenderme en este punto, pues se que conoces la historia, solamente recordarte algunos detalles que contribuyeron a su derrumbe, de todas maneras gracias por ilustrarnos pero sobretodo no dejes que el arbol te tape el bosque.


Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


april 2010
M T O T F L S
    Maj »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

%d bloggare gillar detta: