10
Jul
10

Fariseos hipócritas!

En aquel tiempo, predicaban a sus feligreses austeridad y piedad los fariseos, en teoría; pero en la práctica eludían cumplir con el precepto y el espíritu de la moral y de las leyes vigentes. Insistían en su conducta con tal descaro y desvergüenza que desde entonces el término `fariseo´ pasó a ser sinónimo de hipócrita y sinvergüenza, cuando no, de político y religioso.

Hay que reconocer sin embargo que, la imposibilidad del hombre común de desligarnos para siempre de los profesionales de la política y la religión, obedece a que el mismo ser humano es un ente político religioso; de modo pues que hasta el más humilde y honrado de los hombres, está obligado a buscar la salida de su propio laberinto personal, y del laberinto común a la sociedad en general, si no por la vía de la política, de la religión.

En esto, no es menos importante el conocimiento de las leyes que nos gobiernan, que la lectura de cualesquiera de los libros sagrados que el hombre ha escrito con sus propias manos, para después atribuirlo al espíritu de los dioses.

La lectura de los libros sagrados nos aleccionan acerca de la lucha que el ser humano ha venido librando contra si mismo desde el principio de los tiempos, con el hasta hoy infructuoso propósito de dejar atrás sus instintos animales y ser merecedor del substantivo `hombre´; adquirir consciencia que la naturaleza no sólo le invita al progreso material, sino le pide además en mayor medida el desarrollo espiritual.

La trascendencia y beneficio de el entender las leyes que nos gobiernan es que, además de liberarnos de la esclavitud de que somos objeto por parte del Poder Judicial y los corruptos colegios de abogados; nos induciría llegar a la premisa que `mi derecho termina justo ahí donde comienza el derecho de los demás´; antecedente que nos llevaría a la feliz conclusión de Benito Juárez que, `el respeto al derecho ajeno es la paz´.

La total ausencia de paz en El Salvador, el predominio de la criminalidad y la violencia en la sociedad; la infiltración de estos flagelos en las instituciones del Estado, denunciada hasta por el mismísimo presidente de la república, es el resultado de la labor conjunta de la clase política y los dirigentes religiosos que nos gobiernan. Predican unos austeridad, al pueblo, y los otros piedad, pero en su práctica farisaica, mientras en los tugurios miserables los pobres gimen de hambre, de sed, de falta de ocupación y techo; allá entre los mármoles de los palacios donde medran, o bajo el tibio cobijo de sus mansiones levantadas con los dineros del contribuyente, maquinan políticos y religiosos para mantener incólume el status quo de desigualdad e injusticia, que es el que les permite su vida de parásitos de lujo.

No podremos desterrar la criminalidad y la violencia, dicen, si no asignamos mayor presupuesto a nuestras instituciones. Y cuando han logrado el objetivo de aumentar la tarifa presupuestaria, lo primero que hacen es auto recetarse ulteriores aumentos salariales, para que la cosa siga igual, o peor de lo que antes estaba.

Herramienta de suma eficacia en la lucha contra la criminalidad, la violencia y la injusticia, sería que se introduzca en el sistema educativo desde nivel primario, el estudio de la historia del derecho y la jurisprudencia, y el riguroso estudio de las leyes que nos gobiernan, para que en adelante los salvadoreños desarrollemos la noción de la extensión y límites de nuestros derechos y obligaciones ante la sociedad de la que formamos parte.

Pero ésto no les conviene a los políticos y religiosos detentores del status quo, porque significaría el fin de su próspero negocio de comprar y vender la administración de la justicia, e interpretar a su conveniencia el espíritu de las leyes.

Es mejor que vuelva la moral y la cívica a las aulas de la educación media; y que se lea la biblia antes de iniciar las clases en las escuelas, dicen cómodamente apoltronados en lujosos curules los diputados en la Asamblea Legislativa… Fariseos hipócritas!

                                                                                                                           Lobo Pardo


0 Responses to “Fariseos hipócritas!”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


juli 2010
M T O T F L S
« Jun   Aug »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

%d bloggare gillar detta: