22
Jul
10

La disputa por la iniciativa

(El Salvador)

Hace unos días denunció a los medios, la familia Calderón Sol, intento de allanamiento a su residencia, por parte de la Policía Nacional Civil. Sucedió el 9 de julio poco antes del mediodía.

 Según los denunciantes, los policías argumentaron buscar armas en situación ilegal cumpliendo órdenes del ministro de defensa. Ante la ausencia del esposo, la dueña de casa se comunica telefónicamente con el ministro aludido, Munguía Payés, para comprobar lo ordenado. El ministro niega la existencia de tal orden y se disculpa. Los policías no presentaban ninguna orden de allanamiento por escrito por lo que les fue negado acceso a la residencia del ex presidente Armando Calderón Sol, frustrándose de este modo la acción policial.

 Más tarde policía y gobierno dan a conocer una versión distinta. No hubo intento de allanamiento, y sí un incidente. En camino hacia una misión diferente, pasaba por las cercanías la patrulla policial. En esto sorprenden un civil armado deteniendo el tráfico vehicular con objeto de dar seguridad a un vehículo que salía de una residencia del sector. Actuando de oficio, los agentes del orden bajaron de sus vehículos con intención de verificar la legitimidad del hecho. Se identificaron ante los agentes, en total, cuatro civiles armados como seguridad privada del ex presidente Armando Calderón Sol. Al revisar las credenciales de esa seguridad privada los agentes de la PNC descubrieron que la legitimación de las armas que portaban había caducado seis meses atrás.

Puesto que la patrulla iba hacia otra misión, y enterados los agentes que se trataba de la residencia del ex presidente, el incidente no pasó a más, y continuaron hacia su objetivo principal.

 En la residencia de los Calderón Sol sin embargo, los ánimos quedaron caldeados de tal modo que no solo dan  a los medios una particular versión de los hechos, sino que convocan y se agencian el respaldo unánime de la dirigencia del partido ARENA. Alfredo Cristiani en representación de este partido, vuelve a denunciar ante los medios, acoso político, falta de respeto para un ex mandatario de la nación, e incapacidad del FMLN para gobernar.

 En la edición digital de Co Latino, medio afín al FMLN, del día 19 de julio, se publicó una suerte de tercera versión. En esta se explicaba que efectivamente, la patrulla policial se apersonó a la casa de los Calderón Sol, pero no con la orden de allanar, sino de verificar la vigencia de los permisos de tenencia y portación de las armas registradas a nombre del ex presidente; acción derivada de la actualización de la base de datos de la PNC, que cada cierto tiempo lleva a cabo la corporación policial. La versión ofrecida por Co Latino el 19 de julio se acerca pues, más a la versión de la familia Calderón Sol, al admitir que efectivamente, el objetivo de los agentes estaba ubicado en esa residencia.

 No obstante, el día 20 de julio, este mismo diario, elimina la versión publicada el día anterior y adopta, como era de prever, totalmente, la versión gubernamental de los hechos.

 El río se ha revuelto; una de las dos partes falta a la verdad deliberadamente; la transparencia de lo cierto ya está enturbiada. La mentira en política es moralmente sensurable y a veces judicialmente punible. Así las cosas, sólo los directamente implicados sabrán lo que realmente pasó en ese incidente.

 Y sin embargo para avanzar en el saneamiento de la democracia y la política en nuestro país (tarea comparable con el saneamiento del Acelhuate), se torna ineludible poner atención de lo que queda al descubierto pasada la polvareda.

 En primer lugar, armas propiedad del ex presidente Calderón Sol, que no son pocas, tienen seis meses de estar en la ilegalidad.

¿Y cómo ha reacccionado la jefatura de la corporación policial ante la ilegalidad de armas pertenecientes a Calderón sol?

¿Hará el ojo pacho la PNC o pondrá las cosas en orden?

¿Qué medida policial corresponde?

¿Qué dice la ley al respecto?

¿Aplicará la ley el Estado, o se sujetará a la pretensión de Armando Calderón que una verificación policial al respecto es falta de respeto a un ex presidente?

¿Quedará sentado el precedente pretendido por Calderón Sol que un expresidente de El Salvador se vuelve intocable ante requerimientos de la justicia?

 Lo que sucede realmente alrededor de este incidente es la disputa por la iniciativa moral y política entre la rancia oligarquía arenera y el gobierno Funes-FMLN. A esto se debe que el COENA y la gremial patronal ANEP, han salido a identificarse plenamente con las quejas y pretensiones de Calderón Sol. Se consideran dicen, acosados políticamente cuando la policía intenta verificar la condición de sus armas y les insta a legalizarlas (entre todos ellos, COENA-ANEP, pueden armar un ejército). Y de que cese o nó ese “acoso” hacen depender “los acosados” la colaboración o la oposición a las políticas gubernamentales.

 La verdad es que los raquíticos niveles de honorabilidad que se puedan encontar en la historia de los miembros del COENA y de la ANEP les inhabilita en la pretensión de colocarse al margen de requerimientos policiales que buscan llevar a cabo el control de armas en El Salvador. El medio año de ilegalidad de las armas propiedad de Armando Calderón Sol lo demuestra.

 ¿Intenta el ex presidente mantener armas en la clandestinidad; o sólo intenta evadir impuestos?

 ¿No es el poco control de las armas de fuego, factor decisivo para los graves niveles de violencia y homicidios que padece nuestro país?

 ¿Qué habrá detrás de la renuencia de la oligarquía arenera a colaborar a rebajar los niveles de violencia en El Salvador?

 De cuál de las dos partes en disputa gane la iniciativa depende quién va a gobernar realmente este país; el binomio Funes-FMLN, o la rancia oligarquía.

 Queda en el ambiente la duda que el verdadero objetivo de la PNC era la verificación de las Armas de Calderón Sol; y que la historia de la patrulla policial que se dirigía a otra misión y que la casualidad le condujo a esa casa, sea una historia inventada para disimular el fracaso de la misión encomendada. El pulso a las puertas de la residencia, objetivo de la PNC, parece haberlo ganado la señora Calderón Sol. Si ésto es así, el gobierno Funes-FMLN estarían en camino de perder la iniciativa moral ante la vieja oligarquía. Arrebatar la iniciativa política al partido en el gobierno, sería el próximo zarpazo de ARENA.

                                                                                                          Pablo Perz


0 Responses to “La disputa por la iniciativa”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


juli 2010
M T O T F L S
« Jun   Aug »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

%d bloggare gillar detta: