20
Sep
10

Cuando veas las barbas del vecino rasurar…

Gran revuelo ha causado en la derecha política tradicional la labor encabezada por la inspectora general de la Policía Nacional civil, Zaira Navas, encaminada a investigar a aquellos jefes policiales que se han visto salpicados por escándalos de corrupción, enriquecimiento ilícito y vínculos con el narcotráfico.

Argumenta esta derecha que en su función la inspectora Navas está mostrando una tendencia nociva al dedicar su atención a oficiales de policía provenientes de las fuerzas armadas, y en cambio obvia centrarse además en oficiales provenientes del fmln.

 El fmln no es santo de mi devoción, no metería las manos al fuego por ellos, ni comparto su sectarismo; pero para construir democracia y justicia, no hay nada más conveniente que colocar a los santos de nuestra devoción, a la par de los demás, y luego dedicarnos a contemplar el panorama a través de la lente de la objetividad.

 ¿Acaso hay algún oficial de policía proveniente del fmln que esté contaminado de alguna forma, como lo están los oficiales investigados por la señora Navas? Si hay un solo caso entre los oficiales provenientes del fmln, los políticos que le están poniendo reparos a la inspectora general tienen el deber de denunciarlo, pero no lo han hecho.

 Estos políticos se están mostrando desesperados. En su angustia han llegado a la desfachatez de conformar de la manera más atropellada una comisión legislativa para, a su vez, “investigar” la actuación de la señora inspectora general de policía. A todas luces, esta comisión ha sido creada para acosar la labor de la inspectora Navas y hacerle desistir de su misión en favor de la transparencia y la democracia.

 Como se sabe, los alumnos que ingresan a hacer carrera en la corporación policial, son apadrinados por dos partes, la fuerza armada y el fmln (más democrático sería que fuesen electos por las comunidades populares de entre sus muchachos más honestos y luego recomendados a la institución policial). De modo pues que hay dos corrientes al interior de la PNC, que no solo compiten entre ellos para ser mejores, sino que se vigilan mutuamente, a fin de sorprender al rival en alguna deficiencia o pillería. De este modo es que han salido a la luz los notorios casos que la señora inspectora Navas se ocupa de investigar.

En esto, juegan un papel primordial los medios de comunicación, que son una vía de investigación independiente, de acuerdo con lo cual, dan estos medios fuerza, o desvanecen los indicios o rumores de corrupción al interior de la PNC. Así que la derecha no puede venir con el argumento que la labor de la inspectora general de policía, son cartas sacadas de la manga, como lo haría un presdigitador.

 Lo que está en investigación son casos sonados, más documentados por los medios que por la propia inspectoría general de la policía.

 La ineficacia de la acción policial y de su inspectoría general de épocas anteriores al gobierno Funes-fmln, ineficacia alcahueteada por los gobiernos de turno y la derecha política, hizo despertar en el pueblo llano, la sospecha que existen vasos comunicantes que conectan al crimen organizado, con la institución policial, los partidos políticos, el aparato del Estado y la clase dominante en El Salvador. Sea cual fuere, entonces, el resultado de las investigaciones en curso, será una enorme aportación a la Democracia y a la transparencia; a que el pueblo llano se libere de los fantasmas que lo acosan, y conozca lo que en realidad se cuece en el caldero de la política salvadoreña. Conozca el pueblo si hay o no, vasos comunicantes entre el crimen e instituciones y personas tan honorables.

 Ante el cometido de la señora Navas, la derecha política debería acogerse al refrán aquél de “Quien nada debe, nada teme”, y sin embargo se están comportando como un angustiado gallinero ante la proyectada sombra de un gavilán. Este comportamiento no hace otra cosa que multiplicar la suspicacia popular; pues en lugar de acogerse al refrán antes recomendado, se están acogiendo a aquel otro que dice: “Cuando veas las barbas del vecino rasurar, pon las tuyas en remojo”; lo cual en otras palabras quiere decir, “El que las debe, las teme”

 Indudablemente que nuestra compatriota Zaira Navas, inspectora general de policía, está sentando un histórico precedente en El salvador. Está empujando como nadie, la rueda de nuestra historia hacia la democracia y hacia la transparencia de la labor de la institución policial. Zaira Navas está contribuyendo como nunca antes se hizo, a que el pueblo llano recupere la confianza que un día perdió ante los agentes y oficiales que le deberían brindar, precisamente, confianza y seguridad.

Froilán Sánchez


0 Responses to “Cuando veas las barbas del vecino rasurar…”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


september 2010
M T O T F L S
« Aug   Okt »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

%d bloggare gillar detta: