17
Maj
11

Roque vive! La lucha sigue!

Resultado de la visita de Juan José Dalton, la semana comprendida entre el domingo 7 y domingo 15 de mayo del 2011, se configuró como una semana muy movida; moral y culturalmente, por demás, fructífera. Sucedió entre la diáspora de salvadoreños asentados en Suecia Central. El ajetreo tuvo su epicentro: el apartamento donde comparten sus vidas Cristina y Ricardo Mejía en un barrio del lado este de Västerås, ciudad industrial ubicada a unos trescientos kilómetros al suroeste de Estocolmo.

También había un epicentro de motivación: celebrar, se dejó muy en claro, no la injusta muerte, sino el natalicio de Roque Dalton García, quien vino al mundo a bregar por la felicidad, la justicia, la prosperidad y la grandeza del pueblo salvadoreño.

La felicidad y la grandeza del pueblo fueron metas plenamente alcanzadas por Roque Dalton, pues los salvadoreños se han apropiado de su obra literaria; en ello son felices, y comparten de este modo la gloria de uno de los literatos más grandes de América Latina.

Justicia y prosperidad, ciertamente, no pudo Roque Dalton procurar para su amadísimo pueblo. Engendros de Caín le aparecieron en el camino y con sus quijadas de asno se ocuparon de que el poeta no alcanzara su cometido.

Pero toda causa tiene sus consecuencias. Una de las consecuencias del abominable hecho que truncó el andar de aquel salvador que iba camino a liberar a su pueblo de la postración y la miseria, es que sus asesinos habitan hoy las sombras, las tinieblas más oscuras, las cavernas subterráneas más lúgubres y sombrías; y en cada recodo de su penoso caminar les asecharán desde hoy, los tribunales de justicia.

En tanto, Roque Dalton pertenece a, el luminoso sol de la lucha revolucionaria, a la república de las libertades y de los derechos humanos, a las noches de plenilunio, a las noches estrelladas, y a las noches de carnaval.

Consecuente con los principios morales que le sustentaban, Roque Dalton engendró una generación de combatientes revolucionarios. De estos, en uno de los sobrevivientes, Juan José, se ve un hombre taciturno que como el Cristo resucitado, desabrocha su camisa para mostrar con orgullo la profunda herida, en el fondo de la cual se adivina un corazón de fuego. Y le hemos acompañado a encontrarse, en la provincia sueca de Västmanland, con diversas comunidades de compatriotas, a los que él dedica no un discurso de venganza; sino todo lo contrario, un mensaje reconciliatorio de fe en el futuro, y confianza en el proceso de transformaciones políticas que según su propio decir, se ha echado a andar en El Salvador. De hecho, el único punto de discrepancia que encontramos entre Juan José Dalton y el actual gobierno es, el marcado desinterés de las nuevas autoridades judiciales constituidas, en cuanto a investigar a quienes ya han reconocido su involucramiento en la muerte de Roque Dalton.

La actuación de las instancias pertinentes, respecto de la muerte de Roque Dalton, es uno de los referentes que nos permiten entender hasta qué punto una radical reforma judicial, una nueva carta magna y la refundación de la república son urgentemente necesarias en nuestro país.

Es El salvador uno de los pocos países del mundo, en que, sujetos confesos en la participación de un asesinato, no son investigados, de oficio, por la Fiscalía General.

Tal es la razón por la que ha echado a andar, por iniciativa de la familia Dalton, en los tribunales salvadoreños, un proceso judicial en contra de quienes han confesado, públicamente, haber participado directamente en los hechos que privaron la vida de Roque Dalton. Más que con intención punitiva, los Dalton actúan movidos porque ilumine esos hechos la luz de la verdad, ya que quienes han admitido vinculación con la muerte del poeta, se han negado a lo largo de treintiseis años a revelar a la familia, el lugar donde fue sepultado el cadáver de su víctima.

Por cultura, por educación política, para ser libre, el pueblo necesita saber la verdad, no sólo alrededor del asesinato de Roque Dalton, sino, de todas y cada una de las muertes que enlutaron en el pasado a los salvadoreños y les continúan enlutando hoy día. La impunidad en cuanto a la abrumadora mayoría de asesinatos que se dan a diario en El Salvador, es una seria retranca para el crecimiento económico de nuestro país; y es causa de perturbación en la salud mental de los salvadoreños.

Sea cual sea la causa de que la verdad de tanto hecho sangriento no salga a la luz, ya la incapacidad policial, de la fiscalía e instancias judiciales; ya la corrupción del funcionariado estatal o la indiferencia del poder ejecutivo; tal cosa solo hace de nosotros un pueblo esclavizado por el crimen.    

El acto culminante en el marco de la visita de Juan José Dalton a la provincia sueca de Västmanland se dio en la propia ciudad de Vesterås. Se reunieron acá, en el marco de una alegre pupuseada, la tarde del sábado 14 de mayo, un grupo de escritores locales para ofrecer su homenaje a Roque Dalton; haciéndose presentes a la cita, que ya es anual, Orlando Cáliz (Colombia), René Zegarra (Bolivia), Guillermo Aguilar (El Salvador), Julio Flores (Argentina), Bernarda Díaz (Chile); Jaime Mejía y Lobo Pardo, ambos de El Salvador.

El domingo 15 de mayo, amaneció húmedo y lúgubre en Vesterås. Mientras Juan José preparaba las maletas del retorno, afuera, la llovizna arrastraba consigo pétalos de azahar, de cerezos, perales y manzanos que la semana anterior recién habían florecido.

Ciertamente la inflorescencia de los árboles frutales es fugaz, no así la lucha de ese pueblo que continúa agredido por la corrupción de la política, la codicia de los banqueros, la explotación de los trabajadores, la injusticia social y el crimen organizado. Hoy día se han sumado a los enemigos del pueblo salvadoreño, la carencia de agua, el deterioro ecológico y el cambio climático global.

Por ello es que cuando la aeronave que lleva de regreso a Juan José Dalton hacia El Salvador, alza vuelo, nosotros los que quedamos en tierra hemos dicho: Roque Dalton vive! La lucha sigue!

                                                                                                             Lobo Pardo


0 Responses to “Roque vive! La lucha sigue!”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


maj 2011
M T O T F L S
« Apr   Jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

%d bloggare gillar detta: