04
Jul
11

Las piezas del rompecabezas… El pueblo vive! La lucha sigue!

El Salvador

En los años 70 los actuales dirigentes del fmln provenientes de las FPL, actuaban con normas propias de Pol Pot, de los Guardias Rojos de Mao Tse Dong, o de los servicios secretos de Estalin. Denostaban hasta el escarnecimiento a los luchadores revolucionarios que no pertenecían a las FPL y que seguían derroteros distintos a los dictados de Carpio y sus aliados, los teólogos de la liberación. Avanzaban, decían, a tomar la vanguardia del movimiento popular, abriéndose paso entre las masas movilizadas, a empellones, codazos, puñetazos, puñaladas por la espalda, tiros en la nuca…. Y ganaban, según ellos, cuanto debate ideológico enfrentaban, lanzando miles de miles de barras bravas que vomitaban sobre sus oponentes, un ensordecedor griterío que terminaba por hacerlos callar y expulsarlos del ámbito de los debates.

En el culmen del poder que las FPL fueron acumulando de este deplorable modo, sobre las estribaciones del Chinchontepec, surge la figura de Mayo Sibrián, quien enloquecido por el poder que se concentraba en sus propias manos y en las manos de sus compañeros dirigentes,  se dio a la ominosa tarea de ordenar la tortura y el asesinato de más de mil combatientes y sus familiares que le parecieron, sospechosos, faltos de mística, o que no aparentaban suficiente sumisión y lealtad a la dirigencia de las FPL. Cuando llegaron a la cúpula de las FPL las primeras quejas y denuncias por el actuar de Mayo Sibrián, dirigentes máximos como Salvador Sánchez Serén y Lorena Peña, declinaron cualquier compromiso a investigar, aduciendo que Mayo era un militante y jefe ejemplar; que gozaba no sólo de la confianza de ellos, sino que era además, su amigo personal. Más tarde, posteriormente a los acuerdos de Paz, Sánchez Cerén, actual Vicepresidente de la República, declaró públicamente que la victimación que Mayo Sibrián hizo de más de mil combatientes y sus parientes, era justificable, pues las víctimas estaban sujetas a las leyes de las FPL.

Eran las leyes de una cúpula que se decía, la única, correcta, pura y consecuente tendencia revolucionaria, y por lo tanto con derecho a decidir sobre la vida o la muerte de cualquier persona que habitara en las zonas que ellos dominaban.

Pero ¿por qué traer ahora a colación el trágico capítulo de la historia salvadoreña que significan las FPL?

Es que, de hombres y mujeres de un pasado tan fanáticamente sectario, fratricida y homicida, que decían actuar de ese modo en nombre de un cambio revolucionario en nuestro país, lo mínimo que un salvadoreño podría esperar de ellos, hoy día, es que tales sujetos favorecieran al menos las mínimas oportunidades que hay de avanzar en dirección de esos cambios. Y esas mínimas oportunidades que se nos presentan, están en las actuaciones y resoluciones emitidas por cuatro de los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

Estos cuatro magistrados se propusieron trabajar honradamente y resolver sobre una serie de demandas de inconstitucionalidad, presentadas por la ciudadanía, en contra de leyes atentatorias contra el espíritu de la Carta Magna de El Salvador, demandas que los antiguos magistrados de esa sala habían lanzado al cesto de la basura.

Sin ellos pretenderlo, la honesta labor interpretativa de dichos magistrados, tiende a sanear de la podredumbre que por décadas y décadas de anteriores gobiernos, y en lo que va del gobierno actual se ha venido acumulando en el ámbito político de El Salvador.

Las condiciones de nuestro país, a diecinueve años de los Acuerdos de Paz, son tan desesperanzadoras, que el saneamiento del sistema político, por sí solo, significaría una verdadera revolución. Y sin embargo de manera sorprendente, e inexplicable, como los principales enemigos de la labor de los magistrados en mención, se han revelado, el presidente Funes y los miembros de la cúpula efemelenista que en los año 70 – 80 del siglo pasado se arrogaban el derecho de cualquier desmán o crimen, en el nombre de cambios en las estructuras políticas de nuestro país.

La coyuntura es harto aleccionadora para los salvadoreños. Quienes llegaron al poder predicando cambios a los cuatro vientos, se han despojado de sus caretas. De este modo podemos descubrir, no sin estupor, que el binomio Funes-fmln no era ningún agente de cambio. Era más de lo mismo, un gobierno dedicado a favorecer de manera sectaria, a su militancia, a sus clientes, como Salume, Mecafé, y hasta extranjeros como el mexicano Carlos Slim.

Las posibilidades del cambio no venían siquiera con alguno de los antiguos comandantes de la guerrilla; sino que venían en la honrada labor de cuatro magistrados de la Sala de lo constitucional de la CSJ.

El matrimonio de conveniencia Funes-fmln, dos años más tarde, degeneró hasta lo indecible, ahora es un orgiástico cuadrángulo amatorio; fmln, GANA, Funes y Antonio Saca. Estos, aliados a los moribundos partidos, PCN y PDC, han dado forma a un belicoso frente común contra la labor, a favor del cambio, de los cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional.

Por su parte, Arena es una nave de maderas podridas que hace agua por ambos costados. La pregunta no es si se va a hundir, sino, cuándo.

Aquel divorcio también es cosa de tiempo. El verdadero amor de Mauricio Funes no era el fmln, sino GANA y Antonio Saca. El fmln perderá a su cónyugue, pero no importa, la primera etapa de la loca carrera que emprendió la cúpula efemelenista hacia su propio futuro, ha sido lograda con eficiencia: Han entrado con derecho propio y por su propio pie al club de los Oligarcas (Pablo Perz). A esto se debe que hoy, los miembros de la cúpula del fmln, junto a Mauricio Funes, son los más acérrimos enemigos del cambio que se deriva de la honesta labor de cuatro magistrados de la Sala de lo constitucional.

Ya está claro el panorama!

Los que ocultaban sus verdaderas intenciones, se han quitado la careta!

¡Han casado las piezas que faltaban!

¡Ya sabemos quién es quien en el rompecabezas político que es El Salvador!

El pueblo vive! La lucha sigue!

                                                                                                                                                                                                                Froilán Sánchez


1 Response to “Las piezas del rompecabezas… El pueblo vive! La lucha sigue!”


  1. 1 rocio
    juli 4, 2011 kl. 1:15 e m

    Siempre das en el clavo Froilan! Mas claro nocanta un gallo!!! LA LUCHA SIGUE….!!


Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


juli 2011
M T O T F L S
« Jun   Aug »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

%d bloggare gillar detta: