13
Mar
12

La liebre y la tortuga o el fmln en su laberinto?

El SalvadorImage

No pocos pobladores de Soyapango con o sin filiación partidaria, se refieren al actual perdedor de las elecciones municipales en esa ciudad, como “el pequeño dictador”. Se debe a que el Diablito Ruiz (otro de sus sobrenombres), nunca dejó de aderezar, sus aciertos y desaciertos, con emotivas dosis de aspavientos y autoritarismo. Hay quienes opinan que sus buenas obras superan a sus malas, pero éstas últimas han pesado más en la conciencia de los electores dado que denotan una nociva tendencia de ciertos gobernantes, muy mal vista por el pueblo llano. Gobernantes capaces de boicotear obras de desarrollo promovidas por otros funcionarios, simplemente porque son ajenos a su partido.

En 2008, el aún alcalde Ruiz, llegó a paralizar la reparación de la calle principal de la colonia Las Margaritas, porque era una obra impulsada por la vicegobernadora departamental (no efemelenista). Seguramente que esta actitud le granjeó la animadversión de toda una comunidad, entre otras cosas porque el deterioro de las calles de Soyapango, siempre fue una constante durante el gobierno municipal de Ruiz.

Y el estilo del Diablito, más cercano al de un activista agitador, que al de un gobernante munícipe, pareciera ser, a excepción del alcalde de Santa Tecla, Óscar Ortiz, el común denominador de los alcaldes y funcionarios efemelenistas que forman parte del engranaje munícipe y del aparato estatal.

Tal es, a mediano plazo, resultado de las luchas intestinas desatadas al interior del fmln, a principio de los años 90, inmediatamente después de los acuerdos de paz.

Esas luchas cainitas vinieron al final, a depositar las riendas del partido en las manos de Schafick Jorge Handal, eminencia ideológica política, que tenía entre sus innumerables virtudes y extraordinarias capacitades, dos garrafales debilidades. Primero: su público carácter irascible y antipático; segundo: la tendencia a aislar o eliminar orgánicamente, a toda aquella personalidad que pudiera contrarrestar alguna pisca de la enorme radiancia que de su personalidad emanaba. Corolario de la gestión de Handal como cabeza de partido, posteriormente a su desaparición física, es, hasta el día de hoy, la notoria ausencia de cultura y carisma al interior de esa agrupación, dado que la inmensa mayoría de hombres y mujeres carismáticos y de notoria cultura política fueron obligados a abandonar el fmln; o lo abandonaron por vergüenza.

Resultado de todo esto es que el partido continúa teniendo problemas para encontrar una personalidad presidenciable dentro de sus filas. Esta dificultad no se debe únicamente a que a su interior prevalece abrumadoramente el estilo del Diablito Ruiz; sino además porque la inextinguible pugna sectaria entre los dos sectores dominantes en esa formación política (comunistas y efepeleistas), logra anular a los pocos presidenciables que pueden ahí encontrarse, como Óscar Ortiz y Sigfrido Reyes.

En el resultado del comicio legislativo puede verse que la victoria de Arena sobre el fmln, no es demasiado  contundente como los vencedores quieren hacer ver; pero sí constituye un serio revés para el futuro de el partido liderado hoy por Medardo Gonzales.

Esto se debe a que para la cúpula efemelenista, la victoria presidencial de 2009, era nada más que el principio de una ininterrumpida cadena de victorias electorales hasta que desde el río Paz al Goascorán el país fuese, como Venezuela: “rojo, rojito”. Tal suposición llevó a esa cúpula a apostar su futuro político y económico al proyecto Enepasa (Energía para El Salvador) – Alba Petróleos. El capital originario de este proyecto fue conformado con fondos municipales de un conglomerado de alcaldías, de las cuales, no pocas pasan hoy a manos de Arena.

El relevo generacional de la dirigencia efemelenista se hace necesario y cobra cada vez más urgencia, no tanto por la ancianidad de sus componentes; sino porque tales dirigentes transformaron una formidable  fuerza revolucionaria con gran potencia de cambio, en un partido totalmente inmerso en el sistema, dirigido por una cúpula mediocre y gris.

Como bien auguraban los salvadoreños, el resultado de las elecciones para alcaldes y diputados del 2012, iba a ser, entre otras cosas, el pistoletazo de salida en la carrera hacia las elecciones presidenciales del 2014. Arena luce ya a su flamante candidato: el reelegido alcalde de San Salvador, Norman Quijano.

Producto de sus pugnas intestinas, mientras Quijano comienza a avanzar hacia la meta del 2014, la cúpula efemelenista continuará al interior de su laberinto, debatiendo, quién podría ser su mejor carta presidenciable. A menos que estemos asistiendo a la última edición de la fábula “La liebre y la tortuga”.

Pablo Perz


0 Responses to “La liebre y la tortuga o el fmln en su laberinto?”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


mars 2012
M T O T F L S
« Feb   Apr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

%d bloggare gillar detta: