06
Jun
12

Rodrigo Samayoa! Vivo retrato de la indignidad!

EL SALVADOR

Ser indigno es sinónimo de no merecer. Y el incidente en que se ha visto involucrado el diputado Rodrigo Samayoa, cuando ejerce violencia física en perjuicio de su joven esposa, y luego trata de justificar declarando públicamente que “la violencia intrafamiliar no es un delito grave” demuestra que el diputado del partido GANA no merece muchas cosas.

No merece pertenecer, Samayoa, a un parlamento cuyos miembros  están comprometidos en bregar por la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer.

Rodrigo Samayoa no merece pertenecer a un partido político comprometido en procurar respeto y desarrollo para la juventud salvadoreña.

El parlamentario Samayoa no merece pertenecer a una clase política comprometida con impulsar el bienestar y desarrollo de la mujer y el niño!

La problemática de Rodrigo Samayoa es típica del viejo que se casa con una jovencita a la que dobla o triplica en edad.  En efecto, a la par de su esposa Mirella, invade a Rodrigo Samayoa la viva imagen de la ancianidad.

En esos viejos verdes que por medio de diversos ardides, principalmente económicos, logran el objetivo de casarse con una chica que bien podría ser su nieta, hay siempre la sospecha de  pederastía. En tales circunstancias, también hay detrás del viejo que ejerce la violencia sobre su joven pareja sospecha de impotencia de la líbido.

En esto podría radicar el quid de la cuestión!

Sucede que en casos de matrimonios entre un viejo y una chica muy joven, el hombre ha hecho caso omiso que en la misma proporción que su potencia se agotará, la de ella irá in crescendo!

Es ley que la naturaleza da, pero también quita!

También podría radicar en conductas como la del diputado Samayoa, uno de las fuentes de la violencia generalizada en perjuicio de la mujer, que caracteriza a la sociedad salvadoreña.  ¿Acaso no es la clase política el espejo en que se miran las clases subordinadas?

Ciertamente, la violencia intrafamiliar en perjuicio de la mujer, al interior de la clase política salvadoreña, es una callada epidemia que rara vez, como en el caso de Mirella Samayoa, sale a la luz.

No está tan distante el caso de aquél prominente dirigente ahuachapaneco del partido ARENA, cuyo machista poderío quedó de manifiesto, cuando logró acallar a los medios de comunicación, y obligó a abandonar el caso a la abogada de su esposa, quien abordada por periodistas que le interrogaban acerca de el porqué manifestaba ella un mortal temor ante su propio esposo, respondió: “… es que cuando él amenaza a una persona, esa amenaza no es en vano…”

En fin, aunque la corrupta justicia salvadoreña absuelva a Rodrigo Samayoa,  de la misma manera que absuelve a Raúl García Prieto de haberse, éste, enriquecido por la vía de robar los ahorros bancarios de honrados salvadoreños, la culpabilidad del diputado queda demostrada en sus propias palabras que pretenden restar importancia al resultado de unos cuantos puñetazos en la humanidad de su esposa.

Retomando el tema de la indignidad, pues; también queda demostrado que entre otras muchas cosas, el diputado por el partido GANA, Rodrigo Samayoa, no merece seguir compartiendo el lecho con una bella jovencita que bien podría ser su nieta.

Matla Xochitl


0 Responses to “Rodrigo Samayoa! Vivo retrato de la indignidad!”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


juni 2012
M T O T F L S
« Maj   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

%d bloggare gillar detta: