05
Aug
12

El otro dios de los simios

Antes del principio del tiempo
y al final del tiempo
sólo existe la materia,
la materia densa y la materia leve.

La materia es dios.
El vacío no existe jamás.

La materia leve es el crisol
donde la materia densa, entre sí, choca;
y de esta colisión surge el fuego.

De la cópula del fuego y la materia
nace la piedra y nace el agua.

El agua duerme su líquido sueño
tendida sobre su cama de piedra;
y como duerme desnuda
víene hacia ella el fuego y la copula.

De el ígneo ímpetu del fuego
y la húmeda respuesta de el agua
nacen en el vitelio de el mar
lo anaerobio.

De la ardiente pasión
entre el fuego, el agua y su prole anaerobia
nace el aire, y después lo aerobio.
La prole aerobia se extendió
por los cuatro rumbos
para cubrir de verde
el alma pétrea del planeta.

Entre las innumerables ramas
del árbol aerobio
creció por fin
la rama de los simios.

En el simio
surge la conciencia,
surge el odio, el amor;
el pensamiento.
En el útero del pensamiento
nace el otro dios,
para usurpar el lugar de aquél otro,
y establecer su tiranía de clérigos
eternamente
–mientras exista el tiempo–,
en la mente de los simios.

Lobo Pardo


0 Responses to “El otro dios de los simios”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


augusti 2012
M T O T F L S
« Jul   Sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

%d bloggare gillar detta: