30
Mar
13

fmln. Ganador de las próximas presidenciales

EL SAVADOR

La última noticia que nos llega sobre el ya recurrente diferendo entre el Poder Legislativo y la Cámara de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia es que, Gregorio Trejo y Javier Bernal, dos de los tres elegidos por los legisladores a magistraturas de la Corte de Cuentas de la República e impugnados por la Sala de lo Constitucional, se muestran dispuestos a acatar el veredicto del máximo órgano judicial. No así Silvia Aguilar, quien se dice dispuesta a tomar poseción de su dudosa magistratura, a la brevedad posible.

Dos son los principales basamentos de la impugnación a la elección de esos “magistrados”. El primero de ellos es que la mayoría calificada en la Sala de lo Constitucional, manifiesta que en dicha elección los diputados no han dado cumplimiento al magno mandato de elevar a magistraturas de la CCR, a personas de notoria honradez y probidad.
El segundo de esos basamentos es otro incumplimiento a mandato constitucional por parte de los diputados. Y es que, previo requisito para ser elegible a esas magistraturas, los candidatos deben carecer de evidente vinculación a partido político alguno.

En cuanto a lo primero, Silvia Aguilar se ha abstenido de la voluntad de comprobar la autenticidad del título de abogada de que es portadora, el cual a sido denunciado por voces acreditadas como un documento ilegítimo adquirido en el marco de un escándalo de venta de títulos en que se vieron involucradas universidades privadas del país.

Por su parte Gregorio Sánches Trejo quien ya cumplió un período de dudosa legitimidad al frente de la CCR, entre otras anomalías sospechosas de faltas a la honradez, ha retenido durante un año en la gaveta de su escritorio un cheque valorado en $66 000 dólares, dinero mal habido y devuelto por su antecesor en el cargo, y destinado a ser restituido a las arcas de la institución contralora. Se sospecha que tal injustificada y dilatada retención, por parte de Trejo, es con el propósito de dar ese cheque por desaparecido en la primera oportunidad que se presente; lo cual es tradicional práctica del funcionariado estatal en el ambiente de secular corrupción política que sufre nuestro país, y que sólo una verdadera y radical revolución, sería capaz de erradicar.

En cuanto al segundo basamento utilizado por la Cámara de lo Constitucional para la impugnación que nos ocupa,es que los tres magistrados electos por los diputados, han sido hasta hace poco reconocidos miembros de partidos políticos (Trejo, Arena; Bernal, fmln; Aguilar, Gana). Los tres han renunciado apresuradamente a sus respectivas membresías partidarias a fin de calificar para ser elegibles, la cual práctica es considerado por el diputado Guillermo Gallegos, correligionario de Silvia Aguilar, como una burda maniobra oportunista, ya que, según él, la identificación de un militante con la agrupación política a que pertenece, va mucho más allá del formalismo de aparecer en el listado partidario.

Producto de anteriores experiencias, Arena ha sido el primer partido en descifrar el paso con que baila la Sala de lo Constitucional, por lo cual ha adoptado la tendencia a corregir sus faltas y acatar los fallos de esa Sala (La Constitución otorga a tales fallos carácter inapelable).
El fmln que en principio creyó ingenuamente que su mayoría legislativa era suficiente para pasar por encima de los mandatos de la máxima autoridad en materia constitucional, se pliega ahora, por las mismas experiencias anteriores, a la cola de Arena, disponiéndose aunque tardía y a regañadientes, también a acatar.

El fmln pues, se muestra a la cola de la iniciativa política de Arena, dejando a sus recientes amigos, Gana – Silvia Aguilar, clamando solos en mitad del desierto.

En este panorama resulta entonces algo inaudito. Ahora es Arena el que da lecciones de decencia política al fmln. Y es que en el contexto de una paz pactada como la que vive El Salvador, lo decente es que los signatarios de ese pacto cumplan con la ley; con los mandatos y prohibiciones que establece la Carta Magna a cuya sombra se acogieron para firmar dicha paz, que dicho sea de paso, es paz entre los políticos, a la cual no ha sido invitado el pueblo llano, víctima ahora del fuego cruzado entre el crimen organizado y las fuerzas coercitivas estatales.
Lo inaudito estriba en que era supuestamente el fmln el llamado históricamente, impedido de instaurar la “dictadura del proletariado”, al menos a aportar una esencial contribución al adecentamiento del quehacer político en este país.

Y sin embargo, la sabrosura de las mieles del poder embrollaron, o talvez únicamente se limitaron a agudizar el secular embrollo mental de los actuales dirigentes efemelenistas, de modo tal que la única alternativa de método que han visto ante sí es la de sumarse a la cultura de triquiñuelas, argucias, oscuras componendas, madrugones, ojo por ojo, puñaladas traicioneras, Jalisco nunca pierde, etc…, que Arena y sus antecesores, imprimieron desde siempre en terrenos de la política salvadoreña.

El asunto es que en el marco del actual orden de cosas en que desaparece la izquierda revolucionaria en favor de una derecha bipolar, al pueblo llano ha dejado de convenir qué partido llega al poder; y lo que si le conviene es la decencia en el juego político y en el desempeño de los funcionarios estatales.

Ahora bien. Se torna inevitable, al calor de la grosera, inmoral e ilegítima campaña proselititista impuesta a nuestro país por la derecha política en su conjunto, que producto de el contenido de este artículo de opinión, se apresuren los talibanes de Al Qaida, a calificar al autor de agente arenero; y sin embargo para su consuelo, opina dicho autor, que los gestos de acatamiento por parte de Arena a lo madado por la Constitución, no son suficientes para salvarle de su lenta pero inexoracle debacle. En consecuencia el fmln ganará las próximas elecciones presidenciales, mas no resultado de méritos propios, de alguna aportación suya para elevar la calidad del juego político, o de alguna demostrada claridad de objetivos; sino por handicap de su principal contrincante, y por las bondades económicas que se esperan de el proyecto ALBA, consecuencia de un posible eje Maduro – Sánchez Cerén. Bondades, confiamos, no en particular beneficio de algún sector de correligionarios políticos, sino, en primer lugar, de los que perecen lentamente a causa de la desnutrición, el hambre, y la sed que abate a los más necesitados de nuestros compatriotas. Esos pobres parias hundidos en la miseria e irredención por no pertenecer a ninguna pandilla, mucho menos a partido político alguno.

Ahmed Goliath


0 Responses to “fmln. Ganador de las próximas presidenciales”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


mars 2013
M T O T F L S
« Feb   Apr »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

%d bloggare gillar detta: