14
Jul
13

Amalthea

En el distrito de Enskede al sur de Estocolmo agoniza un hombre de 101 años de edad en el asilo de ancianos. Las mujeres del servicio se arremolinan presurosas alrededor del lecho. Los ojos del moribundo ya no perciben la débil luz otoñal de 1989. Los episodios más gratos de su vida desfilan, sin embargo, incesantemente en su mente, como divirtiéndolo durante pasa él al reino de las sombras.

Se ve pilotando un avión de ataque del ejército rojo que cae en picada disparando a discresión su ametralladora sobre las huestes del ejército blanco concentradas en ambas riberas del Don.
Rinde honores de primera fila a los funerales de Lenin; recibe jubiloso una chaqueta de cuero, obsequio de León Trotsky, luego de lo cual se ve escapando por los pelos de la policía staliniana, que lo busca con ánimo homicida.
Otras veces se ve librando duros combates codo a codo con anarquistas españoles, deteniendo el avance franquista entre Segre y Noguera.

El recurrente episodio en que se vé, haciendo equilibrios sobre el borde de una minúscula lancha, aupado por Algot Rosberg y Alfred Stern, esforzados en colocar una carga dinamitera al costado de un gran buque anclado, está precedido siempre de una larguísima via de fuego en el horizonte en dirección oriente. En el extremo de esa larguísima flama ocurre un colosal estallido que ilumina el cielo durante varios días hasta hacer desaparecer unas cuantas de las breves noches del verano sueco.
A ésta sucede la escena en que un torvo juez le empuja al patíbulo de la horca, del cual es liberado por las masas del pueblo desbordadas, al grito de: Libertad para el héroe obrero!!

Atestiguar el paso de un gigantesco meteoro, de los muchos que suceden en el profundo cosmos, y pocas veces en la atmósfera terrestre, tiende a exacerbar el espíritu de los hombres, y cuando quedan encendidas varias noches sucesivas a causa de un fenómeno, como el meteorito caido en la tundra de Tunguska el primero de julio de 1908, habría de exacerbar multiplicadamente los ánimos de quienes fueron testigos de ello. Los rompehuelgas que la patronal sueca contrataba desde Inglaterra, para liquidar las jornadas de lucha obrera que se sucedían unas tras otras, podrían haber visto en ese meteoro una estrella de oriente que les señalaba un rumbo promisorio.

Los jóvenes socialdemócratas de la corriente socialista que se reunían a discutir la coyuntura en los puntos de encuentro de Malmö, pudieron haber percibido en el fenómeno celeste, el incentivo anímico para actuar sin más dilación de tiempo, y se lanzaron a la lucha.

La situación era desesperante. No estaba activado algún fondo de huelga. Decenas de miles de obreros de la industria azucarera y obreros portuarios estaban en pie de lucha. Decenas de miles de obreros de la construcción estaban siendo despedidos. En una época en que no existe seguro de desempleo, ni ayuda social, la sola amenaza de cesantía es asunto de vida o muerte.

En las tertulias vespertinas de los jóvenes socialistas se había enfocado, desde inumerables ángulos el fenómeno de la clase obrera transitando, según lo previsto por Carlos Marx, desde una conciencia de clase en si; hacia una conciencia de clase para si.

A pesar de su juventud, eran capaces esos jóvenes con ayuda de los más viejos, y algunos historiadores, de retroceder en el tiempo, por ejemplo hasta 1849, cuando la gran sequía encendió la lucha al final de la cual, ceden los terratenientes y campesinos con poder adquisitivo obtienen tierras.

La satisfacción de los nuevos propietarios de tierras, dura poco. Los grandes terratenientes introdujeron las primeras máquinas agrícolas. Los pequeños capesinos cuyas fuerzas productivas siguen siendo manuales, pierden la competencia.

La industria agrícola es inicio de acelerada e imparable industrialización de la economía y la sociedad, suecas. Sobrevienen, la industria maderera, la industria de extracción, la industria textil, la industria metalúrgica…. Entonces los campesinos arruinados, y los campesinos pobres que nunca accedieron a la tierra, se ven inexorablemente empujados a la condición de obreros industriales.

Igual que en el resto del mundo capitalista, las condiciones de trabajo, y las condiciones de existencia de los primeros obreros industriales eran espantosamente crueles. Los niños trabajaban codo a codo con los adultos. No existía ni remota idea de la labor sindical. Se cumplían jormadas de hasta quince horas, en condiciones insalubres, sin ninguna protección o seguridad laboral, a cambio de salarios que apenas alcanzaban para la manutención del propio trabajador, y mucho menos para la manutención de su familia.

Pero la naturaleza del obrero es instintivamente emancipadora y rebelde. Sobrevino la primera huelga obrera en Suecia. La gran huelga de Sundsvall (1879).
En el marco de la crisis del comercio internacional, baja la demanda de madera. La industria mederera reacciona despidiendo obreros, reduciendo los sueldos a una mayor miseria, y exigiendo al Estado préstamo de tres millones. Baja la demanda de granos básicios entre los obreros. Los comerciantes y especuladores replican vendiendo los granos disponibles al mercado externo. Se elevan los precios a niveles inalcanzables…. Se dispara espontáneamente la gran rebelión.

Para no pocos, la gran huelga de Sundsvall marca el despertar de la clase obrera sueca a la conciencia para sí, pues la conmemoración del vigésimo aniversario de esta espontánea gesta, desembocó en una larga jornada de cuatro meses de lucha por la libre sindicalización que involucró decenas de miles de trabajadores de diversas ramas industriales.

Hubo al interior de los sindicatos formados al calor de la lucha, muchas penumbras que opacaban el rumbo a seguir. Entonces, como un cometa luminoso que alumbra el camino, recorre Suecia de norte a sur August Palm diciendo a los obreros: la lucha: clase contra clase; objetivo: el socialismo.

A la estela que dejaba August Palm tras de si, abrieron los ojos los mineros de Norberg. Se dieron cuenta que desde hacía mucho libraban dos luchas simultáneas: contra el invierno, y contra la voracidad de los patronos. La estación fría no era tan cruel, como eran las miserables condiciones en que eran obligados a trabajar. Corría el invierno de 1891. La patronal de la industria minera anunció despidos y rebajas salariales. Estalló la rebelión en el interior de las minas. Las revueltas duraron un año completo. Los mineros no hubiesen resistido tanto si las mujeres de Norberg, no se hubiesen hecho cargo de la logística alimentaria.

Al final los mineros fueron derrotados, pero su heróico ejemplo sirvió de base para los debates analíticos que se sucedieron al interior de la socialdemocracia y entre la corriente socialista. Los debates fueron intensos y prolongados. Concluyeron diez años más tarde: paso previo al socialismo es la Democracia.
El primero de abril de 1902, quincemil trabajadores marcharon en Estocolmo hacia la Casa del Pueblo. La lucha por la Democracia y el voto general, había estallado!

Esta contienda también fue ardua. Movilizaciones, cargas policiales, huelga general, desembocaron en prolongada lucha parlamentaria.

En el marco de esta dilatada lucha, la patronal portuaria, presumía haber encontrado la fórmula perfecta para liquidar la acción sindical de los obreros: importaba rompehuelgas desde Inglaterra y los alojaba en el buque Amalthea, anclado en uno de los muelles de Malmö. Estalló el combate de los trabajadores portuarios en contra de la artimaña patronal.

Esquiroles ingleses que dormían en el buque, relevarían a otros de ellos que ya actuaban en tierra.

Se formó un espontáneo comando socialista. Fabricaron sus miembros un potente artefacto dinamitero. En un frágil bote alcanzaron su objetivo. Adhirieron el artefacto al casco del Amalthea. Activaron el encendido y se dieron a la fuga batiendo remos. Tras la explosión hubo un muerto entre los rompehuelgas. Anton Nilsson y sus dos compañeros eran luchadores revolucionarios, no asesinos. Su objetivo era únicamente disuadir. No matar a nadie. Defender los intereses de la clase obrera y nada más.

Lobo Pardo


0 Responses to “Amalthea”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


juli 2013
M T O T F L S
« Jun   Aug »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

%d bloggare gillar detta: