03
Sep
13

Hijos no deseados de los “padres de la patria”; o la locura de los políticos

La secretividad y confidencialidad de la documentación administrativa, es una de las herramientas más eficaces de que hacen uso los políticos en El Salvador, para enriquecerse ilícitamente, y para favorecer el ilegal enriquecimiento de familiares y clientes.

Ese ilícito enriquecimiento se dá directamente proporcional al empobrecimiento de las arcas del Estado y del pueblo trabajador. Esta es la razón de las grandes expectativas que despertó entre los salvadoreños la creación de la ley de transparencia que da vida al Instituto de Acceso a la Información Pública.

Ley e Instituto sin embargo, han sido otro de los partos de la Asamblea Legislativa, que una vez echados a la vida han espantado de tal modo a sus progenitores, que éstos, disimulada o descaradamente, procuran que sus propios engendros mueran cuanto antes, como sucede con los padres desnaturalizados respecto a los hijos no deseados.

Transcurrió así un período de tiempo en que Ejecutivo y diputados salvadoreños, negaron el presupuesto necesario para que el IAIP entrara en funciones, con la esperanza que en ese lapso la criatura muriera de inanición.

Pero la ralidad es tozuda. Aún pidiendo posada (todavía no cuenta con sede propia), por fin entró en funciones el IAIP, y los primeros pasos que ha dado no han hecho otra cosa que provocar una especie de esquizofrenia en sus progenitores.

A instancias de demanda ciudadana actúa el IAIP. Pide a la Asamblea Legislativa la documentación necesaria referente a cuánto gastan los “padres de la patria” en pagar salarios de todo un ejército de asesores a los cuales deben recurrir para poder cumplir con su función legislativa.

Datos periodísticos llegan a afirmar que cada diputado tiene a su disposición un presupuesto capaz de contratar hasta veinte asesores. No pocos legisladores se hacen asesorar por parientes y amantes. Por esta vía llegan incluso, algunos de ellos a concertar fantásticos matrimonios que luego resultan fallidos… ¿Recuerdan… diputado Samayoa, más de medio siglo de edad; Mirella su asesora, casi niña?

La demanda ciudadana y la acción del IAIP al respecto reviste importancia trascendental para los intereses del pueblo pobre, puesto que tales datos pondrían en evidencia una de las más graves anomalías del sistema político salvadoreño y una de las innecesarias sangrías que sufre el erario público.

La anomalía del sistema consiste en que la incapacidad legislativa de quienes llegan a ocupar un curul en el parlamento resulta en que, los verdaderos artífices de las leyes que nos gobiernan son los asesores y nó los legisladores. Tal entuerto nos obliga a la innecesaria sangría de pagar doble oneroso salario por una sola labor. Se paga a los diputados únicamente por calentar el curul (como gallinas cluecas), y otro salario a los asesores, verdaderos arquitectos de nuestras leyes. Huelga decir, ambas pagas impropiamente altas para un Estado crónicamente empobrecido como el que inmerecidamente padecemos los salvadoreños (Obsérvese: no es lo mismo “pobre” que “empobrecido”)

Era de esperar que la petición hecha por parte del IAIP, causara resquemor en esa vieja guardia de diputados que se aferran al sistema de prevendas parlamentarias, tan ferozmente como la tenia solium lo hace a las paredes intestinales de su víctima.
Y sin embargo para asombro de los salvadoreños, el primero en sacar el cuchillo en contra del petitorio del IAIP ha sido Sigfrido Reyes, flamante presidente del órgano legislativo, uno de los más conspicuos rostros del gobierno del cambio que llegó al poder, entre otras, tras la promesa de transparencia administrativa.

En abierta transgresión a la ley de transparencia, niega Reyes al IAIP la documentación requerida, a la vez que le niega potestad al recién creado instituto. Luego va, se lava las manos y pone el asunto en manos de la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia, seguro de que esa Sala abandona su carácter judicial, para jugar el papel de aliado político de quienes han declarado la guerra a la Sala de lo Constitucional de la misma Corte Suprema.

Genera de esa manera, Sigfrido Reyes, un impase más entre el órgano legislativo y otras institucuiones del Estado, lo cual entorpece gravemente el normal funcionamiento del gobierno de la república, para regocijo de la criminalidad y la delincuencia.
¿Qué hay detrás de la pertinaz negativa de Sigfrido Reyes ante una sana medida en favor de la transparencia administrativa por parte del IAIP?

Por sus actos los conoceréis.

La histérica actitud mostrada por el “señor” presidente del parlamento ante las instituciones estatales que bregan por el imperio de la ley y la transparencia en nuestro país, no presagia nada bueno. Lo más probable es que llegue a confirmarse ese barrunto que crece entre el pueblo como bola de nieve que rueda cuesta abajo: el cacareado cambio fue cuantitativo y no cualitativo como se esperaba. El arribo de Funes-fmln al poder significó unicamente una mayor cantidad de parásitos medrando alrededor del presupuesto estatal.

El temor y talvez odio de ciertos legisladores hacia sus propios engendros, es tal que, amparados bajo las sombras de un madrugón y encabezados por Sigfrido Reyes, intententaron castrar a la recién nacida ley de transparencia mediante fallida reforma que, pretendía anular todo poder vinculante a los mandatos y decisiones del IAIP.

¿Y qué hay entonces detrás de esa extraña actitud de tales diputados de apoyar la creación de leyes que más tarde serán los primeros en desobedecer? ¿Qué detras de la fantasía de convertir la Asamblea Legislativa en una especie de fortaleza asediada por otras instituciones del Estado? ¿Qué detrás del ridículo teatro de Reyes,ejerciendo el caricaturesco papel de un sátrapa absolutista?

A lo mejor la paranoia. Sabido es que el poder es una suerte de arma de dos filos que afecta a quien lo ostenta. Es capaz de cultivar en ciertos hombres y mujeres, el buen juicio, la prudencia y la cordura; a otros en cambio empuja, de manera inexorable, al oscuro abismo de la locura.

Urías Eleazr


1 Response to “Hijos no deseados de los “padres de la patria”; o la locura de los políticos”



Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


september 2013
M T O T F L S
« Aug   Okt »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

%d bloggare gillar detta: