09
Sep
13

DÍA DE VENGANZA

¡AMOR! ¡HEMOS SIDO VENGADOS!

Mil novecientos setentitrés.

Aquel año -recuerdas?-
fue cruel y aciago.
Antes
habían germinado en las Antillas
nuestros sueños;
ensanchado las quimeras
en el sur.
Hasta nuestro nido en mitad del itsmo
subía una proposición de cobre
que era a la vez
promesa de pan.

De libertad era el indicio
para el pueblo pobre.

De las cúspides
el aire altivo
del Aconcagua
entraba por la ventana
de nuestra choza;
traía un rumor
de cueca, copla y samba
que subía desde el sur
como una canción de amor.

Hasta nuestro patio
llegaba el dulcísimo aroma
del mosto fermentado;
espíritu del valle del Maipo.

Yo odié a Augusto Pinochet
porque desde ese once de septiembre
tu mirada se volvió gris.
Ese ladrón -dije-
roba la luz que alumbra el alma mía,
y yo tampoco quise ser feliz.

¿Y cómo no ibas a entristecer
si mutiló aquél aciago día,
ese chacal,
las manos que hacían vibrar
las cuerdas de tu melodía?

…si apagó la voz del bardo
que sin necesidad de conocerte
llenaba de embelesos
tus noches y tus días
de tal modo que hasta yo temí perderte.

Quebró el tirano con esa guitarra
la canción que coreabas distraidamente;
y dejó sin pan y su vaso de leche
a los conventillos nuevamente.

Antes de Pinochet
nos convidaba el araucano
a su raigambre
de vino tinto y queso de cabra.
Saciadas,
nuestra sed y nuestra hambre
a plantar lado a lado
convocaba nuestro hermano
junto a la suya, la bandera nuestra
en el Ojos del Salado…

…; a que tomados de la mano
recorriésemos tú y yó,
desde la Puna del Atacama
hasta las pampas de la Patagonia.

De ahí a la Tierra del Fuego
para regresar de nuevo
hasta la pradera del Tamarugal…

Y juntos
recorriésemos la historia
de la lucha:
Los depósitos de Antofagasta.
Las fundiciones de Huanchaca.
Las venas del destello mineral:
El Teniente, Chuquicamata
El Talinay, El Chañaral…

Allí donde el sudor de los mineros
vuelve a apagar la insaciable sed de la patronal.

…Puerto Montt, Santa María de Iquique…
Allí otra vez la sangre de los salitreros;
la sangre de los trabajadores del mar…

Y nos convidaban los chilenos
a que pernoctáramos
alguna vez en la vida
sobre la blanca arena de Valparaíso,
bajo la árido cielo de Talca;
en la Rancagua de noche encendida.

Nos detuviésemos a descansar
en una frondosa reserva de Temuco;
nos sumergiésemos
en las tibias olas de Viña del Mar
y concluyésemos nuestro periplo
en Santiago… , siempre en Santiago!

Pero irrumpió el monstruo
ese once de septiembre (¡aciago día!).
a convertir el sueño de Chile
en terrorífica pesadilla.

Así fue que
decidimos andar
el estrecho camino
en que intentamos recuperar
el anhelo perdido
a la sombra de lo clandestino….

Cuidaban sus comparsas
eliminando todo testigo;
ya muerto el tirano
en procura que se fuese
evadiendo la ley y sin castigo.

“Mas no hay que permitir que hayan bandidos
que abandonen este mundo sin su merecido”.

¡Resolvió así el chileno Francisco Prats Cuadrado!
Escupió sobre el rostro pálido del cadáver del tirano,
antes que bajo el manto de la impunidad
fuese enterrado.
Y aquél esputo indeleble
en la historia del fulano,
amor mío,
a tí, a mí,
a nuestros pueblos, ha vengado.

*** De la colección ”Diario de un reencuentro” ***
Lobo Pardo


2 Responses to “DÍA DE VENGANZA”


  1. september 13, 2013 kl. 7:37 e m

    Lindo poema gracias por compartirlo

    Humberto


Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


september 2013
M T O T F L S
« Aug   Okt »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

%d bloggare gillar detta: