10
Nov
13

Castas

Los gastos de la ceremonia religiosa y de los convites a los acompañantes al entierro de su marido le lanzaron a la ruina ulterior. Pocos tiempo después, Bhaktahe se acogió al programa de microcréditos, pero el dinero recibido no lo dedicó a ninguna labor productiva, sino a ordenarse una ultrasonografía, en una clínica de Benarés, para que le revelara el sexo del crío que le quedaba en las entrañas. –Femenino –fue el resultado.

Al regresar a su choza techada de paja, bastante alejada del perímetro citadino, el estómago no le pedía nada, no se preparó algo de comer, salió al huerto, se sentó en un banco y con un machete labró, de un pedazo de bambú, un bastón muy delgado, de unos treinta centímetros de largo; a uno de lo extremos le dió forma de paleta de unos cuatro o cinco centímetros de ancho; esa paleta, calentada al fogón y con ayuda de un rodillo, dobló en arco. La paleta tomó forma de garra plana y chata, como una pequeña mano en posición de rascar.

Volvió a salir al huerto para examinar su obra a la luz del sol poco antes que éste cayera tras el horizonte.
Prakasha la observaba detrás de unas matas de plátano, desde el lindero de su propio huerto. –Ea Bhaktahe! –le gritó-, esa cuchara no podrá sacar una gota de sopa del caldero! la habéis labrado muy estrecha, y muy plana!
Ella, que pensaba estar a solas: -no la quiero para eso!-, replicó instintivamente, totalmente sorprendida.
-Entonces para qué?
Le dedicó una mirada fulminante, se dió largos segundos de meditación:
-Servirá para rascarme la espalda! –contestó, y entró a la choza.

Pintaban de naranja los cúmulos al poniente deslizando el sol hacia el horizonte. Bhaktahe seguía sin hambre, pero se dispuso a preparar el té. Ella nunca había presenciado una pieza de teatro, pero los acontecimientos que le precipitaron a la ruina total, le venían a la mente, ordenadamente como continuados actos de una pieza de teatro.

En el primer acto, su única hija, Ratan, es aceptada por Prakasha y su marido, para que despose con su hijo mayor, Satish, a cambio de una dote de veintemil rupias, aparte de gastos de boda, y otros regalos adicionales; de la cual dote, entregarán los padres de la novia, a los padres del novio, solamente una tercera parte, adeudando el resto, pagadero en plazo de tres años mediante letras trimestrales con una renta movible del cinco porciento mensual. Se celebra la boda cuyo ritual dura cinco días, durante los cuales, los padres de la novia agasajan con ricas viandas y regalos diversos, al pleno del clan Mirchandan, al que pertenece la familia del novio.
En la cobertura de gastos de boda y dote, los padres de la novia invierten la totalidad de su hacienda, ganado, aves de corral, la cosecha anual de cereales, y los ahorros en metálico de toda la vida.

En el segundo acto, un año después de la boda, viviendo en casa de los suegros, mientras cocinaba, Ratan sufre masiva paliza a manos de su marido y la familia de éste, le rocían de keroseno, le prenden fuego. Abren la puerta para que salga al huerto y evitar que también la choza coja fuego. Es la culminación del tratamiento que se le dio desde que sucedió el primer impago de el resto de la dote adeudada a los suegros de Satish.
Hacen acto de presencia las fuerzas policiales y sucede el siguiente diálogo entre el jefe y Prakasha, suegra de Ratan:
-Que ha sucedido aquí?
-Mi nuera cocinaba, cogieron fuego sus vestimentas, y he aqui el resultado!
-Caramba! Parece haber una muy grande maldición sobre vuestra casa! Es la segunda nuera que perdéis en semejantes circunstancias!
-Así parece ser por desgracia! Peregrinaremos una y otra vez al Río Sagrado, hasta que quede lavado el último de nuestros pecados, recuperemos así la misericordia y el favor de la Purusha, que nos da la vida, o nos la quita.
-Ahora podréis casar por tercera vez a Satish, y la dote recibida, permitirá acrecentar vuestro patrimonio!
-Si en su infinita piedad, los Devas nos conceden sus mercedes, así será, y nuestro hijo Satish tendrá una nueva esposa.

El jefe policial, firmó el acta redactada por su escribiente, y dió por zanjado el asunto.

Al final de este acto, o quizá en un acto aparte, después de un año más de continuados fracasos agrícolas, cuya causa parece estar en un clima cada vez más extraño y trastocado, y en que el agua de los regadíos, pierde progresivamente su insipidez y transparencia, el marido de Bhaktahe, trata inutilmente durante un par de meses, de combatir con alcohol la depresión anímica de que es objeto. Llegado al delirium tremes, opta por beber un cuarto litro del potente hierbicida, Malation, y muere.

De la secuencia anterior, existe un acto complementario de el que Bhaktahe misma es protagonista, pero ya no alcanza a visualizar.
Alertado por un intenso hedor que sale de la choza de Bhaktahe, de nuevo hace acto de presencia el jefe policial con sus hombres. Con el auxilio de los vecinos derriban la puerta de la choza, y encuentran a la mujer, muerta, desnuda de la cintura hacia abajo, enmedio de un charco de sangre; un delgado bastón de bambú le emerge del vientre. Horrorizados, los vecinos retroceden ante el espectáculo; algunos vomitan. Prakasha fija la vista en la posición del bastón de bambú y exclama: -ya decía yó que era una bruja maldita, inclinada a rituales inícuos.
El consejo de sacerdotes rápidamente se puso de acuerdo en exceptuar de exequias religiosas al cuerpo de la muerta; se le llegó a negar el piadoso acto de la cremación a causa de las iniquidades en que había muerto, por lo cual su alma errará por mucho tiempo y al final reencarnará en una alimaña ponsoñosa.

Ahora bien, existe además un acto ulterior en el que los protagonistas son el médico encargado de la autopsia, y el jefe superior de policía. Conversan de la siguiente manera:

Medico: “… Intentó asimisma hacerse un legrado con una espátula arqueada de bambú, cuando ya el feto estaba muy desarrrollado. El arco de la espátula atrapó el notocordio fetal, desgarrando la pared uterina, sobrevino la hemorragia, todo lo cual y el dolor, le impidieron extraer de nuevo hacia fuera del útero la espátula de bambú… Típico! Los parias se rigen por sus propias normas, que suelen ser Insólitas, terribles, impredecibles!…”

Jefe policial: “… El aborto de neonatos femeninos es aberrante! En Bhali Annandpour, en lugar de sobrar mujeres, hacen falta; por cada cien hombres hay ahí cincuenta mujeres! Ahí son los padres del novio los que pagan dote a los padres de la novia!… Los hombres de Bhali Annandpour deberían buscar esposa a la profundidad de los valles del Indo y el Ganges, donde las mujeres son población excedente…!”

Médico: “… Lo que usted propone podría ser posible, en caso que el desequilibrio ocurriese al interior de una sola varna (casta)… La ley es Eterna… Se nace sacerdote, guerrero, comerciante, artesano, o paria intocable para siempre jamás, por los siglos de los siglos!… La copulación entre personas de diferentes varnas, es el más abominable de los anatemas…!”

Jefe policial: “… Entiendo que las varnas quedaron legalmente disueltas en 1947…”.

Médico: “… El tiempo es sólo latencia según la rueda de las reencarnaciones; lo real es la eternidad, no hay otra medida del tiempo más que lo imperecedero, no hay un antes ni un despúes, todo es imperdurable…!”

Jefe policial, con la mirada vaga: “… ¿No hay solución posible…?”

Médico, con énfasis: “Lo dicho, dicho está!!”

El otro intentó la réplica de algo. La severa mirada del médico, sin embargo, le hizo recordar, algo esencial que había obviado: la despercudida piel y la profesión de su interlocutor indicaban clara pertenencia a la varna de los brahamanes, los que nacieron de la cabeza y la boca de Brahma; mientras él pertenecía a la varna de los sudra, que nacieron de entre las uñas de los dedos de los pies de Brahma. Entonces calló, y ya no dijo nada.

Lobo Pardo


0 Responses to “Castas”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


november 2013
M T O T F L S
« Okt   Dec »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

%d bloggare gillar detta: