21
Jun
14

Necesaria ley de perros peligrosos

El extraño animal político, permite que en sus entrañas medren genios terribles del mal, que utilizan la ciencia genética y las técnicas de laboratorio para, por medio de constante hibridación crear razas de perros cada vez más, monstruosamente fuertes y agresivos, para el deleite de ricos verdaderos y riquitos pueblerinos.

Hace pocos días sucedió un hecho de suma gravedad en el Reparto Guadalupe de Chalchuapa, pero como fue producto de imprudencia de riquitos pueblerinos, en perjuicio de gente humilde, apenas pocas horas duró la noticia en los medios de difusión.

Sucedió que un par de peligrosos perros de raza agresiva, en presencia de sus amos atacaron sin motivo alguno a cuatro humildes mujeres de la población que transitaban la acera de enfrente a la casa de los perros. El ataque duró largos minutos, al final de lo cual las cuatro mujeres que lloraban y sangraban profusamente fueron conducidas a un centro asistencia. Una de ellas al borde de la muerte.
Los parientes de los afectados, se apersonaron a la estación policial de Chalchuapa; pero los agentes que no están preparados para otra cosa que liarse a tiros con delincuentes, y algunos de ellos, en sus horas libres o en horas de trabajo, delinquir, hicieron poco caso a los denunciantes, a pesar que los monstruosos perros de la misma familia han protagonizado ataques similares en anteriores ocasiones.

Alguien hizo llegar a los medios de difusión un video del triste acontecimiento. Esto movió a la Fiscalía General a prometer la investigación del caso, pero aún no se conoce que se hayan formulado cargos hacia los dueños de los perros. No han habido pronunciamientos de otras autoridades. Los formadores de opinión no han promovido debate alguno al respecto. Ni siquiera la abogada de las mujeres humildes de este país, Wanda Pignato, ha dejado oír su voz.

Generalmente los medios de difusión machacan durante muchos días los hechos que afectan a gentes poderosas. Esa vez, al siguiente día del terrible acontecimiento desapareció el escueto reporte de los medios. “Es que somos pobres” dicen los dolientes.

Afirman los psicólogos que, como medio de defensa, los acontecimientos más Terribles y tristes que nos suceden o atestiguamos, tienden a desaparecer, más o menos rápidamente, de nuestro mapa mental. Talvez esa sea la razón por la que gobernantes y medios de difusión no han prestado suficiente atención al caso, a pesar que los ataques de perros de raza agresiva en contra de personas ajenas a su entorno, se repiten cada vez con más frecuencia a lo largo y ancho del país.

Sobre todo, la falta de alguna coherente reacción; el desconcierto con que responden nuestros gobernantes en casos como éstos, nos obligan a enfocar la atención en los diputados del parlamento salvadoreño.

Los legisladores deben estar atentos a lo malo y negativo que sucede en la sociedad, porque su principal tarea (aunque la mayoría de ellos no lo sospechan), consiste en, a través de leyes por ellos elaboradas o enmendadas, atajar, remover; eliminar todo obstáculo que impida la buena marcha, la convivencia pacífica, la productividad y creatividad de los salvadoreños todos; en fin, conjurar todo lo que impida el armónico concierto social y productivo de la nación entera.

Si en nuestro país existieran estadísticas sobre los ataques de perros de raza agresiva en perjuicio de particulares, nos llevaríamos la gran sorpresa. Es demasiado alta y grave la frecuencia! Los ataques de perros agresivos es otro factor que incide en el estado de permanente violencia, en el ambiente de terror e impotencia que se respira en El Salvador, sobre todo en los estratos bajos y laborales de la población.

Siendo que mantener tal clase de perros de apetito voraz y masivo sólo puede ser lujo de gentes de dinero; y que las víctimas de tales ataques suelen ser gente humilde, es lícito decir que estamos ante otra agresión más, y de lo más terrible, de ciertos ricos y poderosos, en perjuicio de los pobres y débiles de este país.

Se dirá que no únicamente los ricos se dan el lujo de tales perros. Claro pues! En toda sociedad hay ricos auténticos y otros que su oficio es aparentar, dándose los mismos lujos aunque se llenen de deudas o tengan que delinquir.

En general quienes necesitan compañía de tales perros son gentes acomplejadas, temerosas, acobardadas, misántropos, desequilibrados mentales tendientes al homicidio y la crueldad… Gentes que necesitan demostrar su poder y mal carácter de una forma monstruosa, terrible y agresiva.
Una de las características más llamativas de la relación entre el perro y el hombre es que el perro suele desarrollar agresividad asesina hacia la gente particular, en consonancia a la propia agresividad asesina que percibe de su amo hacia sus semejantes.

Este es el punto de partida legislativo, en los países en donde no a cualquier persona permite la ley, propiedad sobre semejantes animales. En tales países, quien desee tener bajo su propiedad perros de raza agresiva, deben someterse previamente a un exámen psicológico que demuestre que es una persona normalmente sociable, que no presenta problemas de conducta o complejos psicológicos, en fin, que demuestre ser persona portadora de un equilibrio mental básico.

Hay que decir que la holgazanería mental que padecen nuestros diputados los lleva simplente a copiar leyes vigentes en otros países. En El Salvador, sin embargo una ley de este tipo, como toda ley, debería ajustarse a las condiciones propias.

La probervial densidad poblacional de nuestro país, la cantidad de niños que necesitan jugar en las calles; así como la densidad de locos, acomplejados de instintos asesinos, por metro cuadrado, existentes sobre todo en los estratros altos de la sociedad, aconsejarían la total prohibición de tales perros en este país.

Ya hemos dicho que tales engendros son del capricho de gentes, económica y políticamente, poderosas, que necesitan demostrar que su poder es además cruel y monstruoso. Sería entonces como imposible alcanzar su total prohibición. Talvez sea mas real pensar en prohibir que esos animales salgan a la calle, o si es inevitable que salgan lo hagan con bozal.

Pero de que es urgente una ley de perros peligrosos en nuestro país, es innegable. El gobierno de Sánches Cerén que dice gobernar en favor de los humildes tiene la palabra.
También cedemos la palabra a los diputados del parlamento, a quienes la inmensa mayoría de salvadoreños califica de holgazanes, incapaces, que ganan harta plata, legal e ilegal, a lo bobo; y que en su gran mayoría carecen de la mínima idea en cuanto a, en qué consiste su trabajo.

Froilán Sánchez


0 Responses to “Necesaria ley de perros peligrosos”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


juni 2014
M T O T F L S
« Maj   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

%d bloggare gillar detta: