28
Jun
14

Una columnista que tiró la toalla

La despedida de Luis Gómez Zarate

La semana recién pasada ocurrió dentro del periodismo salvadoreño un hecho que bien vale la pena comentar y dedicarle algunos párrafos en el Blog de La Columna Vertebral.

En la sección de opinión de La Prensa Gráfica del 20 de junio, con el titulo “Mi retiro como escribidor” el Sr. Luis Gómez Zarate, columnista por más de 17 años se despidió del ejercicio del periodismo. Diversas emociones encontrados tuve, después de leer con gran asombro, el artículo de despedida de uno de los principales y más rabioso anticomunista que por muchos años publicó artículos, destilando veneno a través de las páginas de La Prensa Gráfica.

Confieso que desde que supe de la importancia para un periódico y sus lectores de la sección de opinión, a esa, le he dedicado un poco más de tiempo que a otras secciones que antes eran de mi predilección, como: Las tiras cómicas, los deportes, Aunque Ud. no lo crea de Ripley, las páginas de los cines y la diversión, y una que otra hojeada por las noticias nacionales e internacionales. Noticias siempre amarillistas, tal como se han caracterizado los dos principales periódicos salvadoreños.

Ya con el hábito de leer las páginas de opinión, muchas veces intenté leer los artículos del Sr. Luis Gómez Zarate. En la mayoría de las veces, apenas pude leer dos, tres o hasta cuatro párrafos; después, desmotivado por la lectura, la abandonaba bajo la sensación de estar infructuosamente perdiendo el tiempo.

Pero éste último artículo era la despedida de un viejo ideólogo de La Prensa Gráfica. El columnista a quien muchas veces había intentado leer y nunca lo había logrado. Su último artículo había que leerlo. Ya solo el título, era más que motivador.

Algunas preguntas quedaron en el ambiente después de la lectura. ¿Gómez Zarate se despide o lo despidieron?, ¿Por qué a tan solo 20 días de haber llegado a la presidencia el FMLN?, ¿Es que vio su causa perdida?, ¿O es que para La Prensa Grafica la imagen de un ideólogo como Gómez Zarate, ya no era redituable? En fin, muchas especulaciones se pueden hacer sobre la causa principal de la despedida del mentado columnista. ¡Solo el sabrá exactamente…porque se retira en estos momentos del periodismo!

Por la mente de Gómez Zarate nunca se cruzó la idea, de que a quienes con tanto odio y veneno ataco en sus cientos de artículos a lo largo de su carrera periodística, llegaran a gobernar El Salvador. ¿Como pudo pasar esto? Se preguntará el mentado columnista. ¡Como cambian los tiempos!… ¡Como cambian…! Sr. Gómez Zarate.

Gómez Zarate, se despide con estas palabras: “Toda esta lucha y sacrificio han sido infructuosos ante el triunfo marxista comunista, por lo cual considero oportuno retirarme de las páginas de Opinión de La Prensa Grafica, pues todos los peligros para nuestra Patria ya los hice públicos, ahora se darán cuenta de la realidad que señalé”.

Debe ser una sensación frustrante y emocionalmente dura, para Gómez Zarate tener que aceptar que su enemigo ideológico, por más de 25 años, está hoy en la cima del poder político, accediendo a éste, no por la vía armada y violenta, sino por medio del sistema democrático y la vía electoral, mundialmente aceptados como el mejor sistema para la gobernación de los pueblos y naciones.

Pero no solamente me leí el último artículo de Gómez Zarate, también me leí los más de cincuenta comentarios que generó su despedida. Todos los comentarios fueron de alegría por la retirada del columnista. Algunos le dedicaron versos sarcásticos y soeces, otros, hasta le sacaron a solear algunos trapos sucios de su vida personal. En fin le llovió de todo al periodista, pero no hubo ningún comentario positivo, ni mucho menos de agradecimiento por su labor periodística. ¿Porque será? Es una pregunta que bien valdría la pena que se responda el columnista.

Normalmente las despedidas motivan a buenas palabras y a emociones tristes y de esperanza. Surgen palabras de aliento de volverse a encontrar, pero la despedida Gómez Zarate, no género nada de lo que normalmente son las despedidas. Fue como si todos los lectores le dijeran: ¡Hasta mucho te tardaste! ¡Salú Lulú!

Pero hay algo que reconocer en Gómez Zarate, es su sinceridad. Pues en estos tiempos habrá algunos columnistas que van cambiando su discurso para quedar bien, volviéndose aduladores de los que hoy detentan el poder político.

Siempre parece extraño que alguien se retire del periodismo de opinión, pues este es un ejercicio que si bien, muchas veces, es un modus vivendi (asalariado), en la mayoría de los casos es una necesidad del escritor. Pues el ejercicio de propagador de ideas nunca se abandona y se vuelve una de búsqueda de espacios de expresión.

La despedida de Gómez Zarate bien puede ser una primera señal que los viejos discursos que nacieron y se desarrollaron bajo el esquema de la guerra fría, están llegando a su final en el periodismo salvadoreño. Las diferencias ideológicas y sobre todo, la forma de vivir la vida, entre los líderes de los partidos de derecha e izquierda a nivel mundial, cada vez, van siendo menores; mientras tanto, los problemas sociales, económicos y ecológicos, son cada vez más complejos y difíciles de resolver. Únicamente las personas fanatizadas no quieren ver esta realidad mundial cambiante.

El Salvador no está al margen de esos cambios y de esas influencias. Grandes problemas tiene el país por delante. Nos encontramos al borde de ser un Estado Fallido. La falta de credibilidad de la élite política, el crimen organizado, la mafia narcotraficante, las victimas de la violencia de las pandillas que superan las del conflicto interno, las extorsiones y los secuestros de comunidades y colonias por las pandillas, son ahora problemas mucho más complejos de resolver. El control geográfico y social que ahora tienen las pandillas a través del terror, nunca lo llegó a tener el FMLN, ni en sus mejores tiempos, y lo peor del caso, es que las pandillas no tienen un ideario al que atenerse. Todos estos problemas requieren un abordaje holístico, global, multinacional y libre de fanatismos ideológicos.
Lastimosamente los dos principales partidos políticos del país se resisten al cambio, manteniendo esquemas ideológicos que no les permiten avanzar, ni hacer avanzar a la nación y por eso estamos como estamos. Hechos M……

Entonces, la despedida de Gómez Zarate bien pudiera interpretarse como el inicio del cierre de un capitulo, dentro del periodismo salvadoreño de un discurso ideológico sin receptores ni credibilidad. Es decir, vamos avanzando… Ahora hace falta invitar a Gómez Zarate a que no se quede atrás, que no se quede en su discurso trasnochado y desfasado y que también avance en sus ideas y siga siendo critico, que hoy es más importante que antes.

Beto Sánchez. Orlando, 27 de junio de 2014


0 Responses to “Una columnista que tiró la toalla”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


juni 2014
M T O T F L S
« Maj   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

%d bloggare gillar detta: