19
Jul
14

¿Pena de muerte? El que tenga tienda que atienda…!

Hace justo una semana que en Cantón Limón de San Pedro Perulapán, fue secuestrado, muerto y desmembrado el niño David Ernesto Orellana de 11 años de edad, por la pandilla 18. Los padres del menor son migrantes en EEUU, lo más probable en situación ilegal.

La disyuntiva que arrostraba el pequeño David era, arriesgar la vida en el intento de reunirse con sus padres en EEUU, o arriesgarla quedándose a vivir con su abuela en una zona en donde ni municipalidad ni Estado gobiernan, sino las maras. Las maras no gobiernan con leyes, sino con terror y muerte expedita! Un gobierno satánico! En efecto erigen altares a la muerte y a Satanás.

Circula la versión entre el pueblo llano que ni a municipalidades, ni al Estado central, interesa gobernar ahí donde la gente es tan pobre y marginada, que es imposible sacarles algún impuesto que valga la pena. Entonces dejan, las autoridades legales, que gobiernen ahí, las maras.

Al día siguiente de haber sido encontrado el cadáver del chico, se hizo presente en el cortejo fúnebre la pandilla Salvatrucha entre los dolientes, con el propósito de asesinar a uno de los acompañantes. Al parecer no lo lograron, pero sí sembraron el pánico y la dispersión de los asistentes de tal modo que David tuvo que ser medio enterrado apresuradamente, sin ningún tipo de ceremonia.

El secuestro y mutilación de David Ernesto sucede en el marco de, en todo el país, constantes tiroteos entre pandilleros rivales; entre éstos y la policía, asalto a pasajeros y ametrallamientos de buses; cobro de peaje a transeuntes, ataques a los agentes del orden fuera de horas laborales…, todo lo cual arroja 11 víctimas mortales al día.

El mortal error de ésta pequeña víctima consistió en vivir en una zona asediada por una pandilla y asistir a la escuela situada en otra zona reclamada por la pandilla rival.

Es fácilmente deducible que si no hubiesen tantas armas de fuego en circulación en este pequeño y sobrepoblado país, por fieros que fueran los pandilleros, no hubiese tanta matanza de inocentes. Y sin embargo no hay diputado, o político alguno que alce la voz pidiento una ley que ponga freno a la libre circulación de armas de fuego en El Salvador.

La mayoría de armas de este tipo que únicamente siembran muerte y terror, provienen legal e ilegalmente de los Estados Unidos de América; pero ni el gobierno de ese país, ni el gobierno de El Salvador se muestran interesados en poner paro a ese flujo mortífero que baja del norte. Estos dos gobienos esgrimen diferentes razones. La más ridícula, cínica y menos creible es que “si se pone paro a ese mortal flujo, quedan únicamente armados los delincuentes, y la ciudadanía honrada, indefensa”.

¡Nada más falso! ¡Aquí la única gente honrada que existe son los humildes, y éstos no pueden darse el lujo de comprar armas y municiones en lugar de llevar el pan de cada día a sus familias!

Lo que realmente ocurre es que la producción y comercialización de armas de fuego es uno de los los principales rubros que enriquece a poderosas gentes, tanto en EEUU como en El Salvador.

Riquezas, que como se vé, son teñidas con la sangre, permanente luto y dolor de los más humildes entre los humildes.

Es necesario retomar la violencia delincuencial desde el punto de vista legislativo en nuestro país.

Los diputados tienen dos grandes culpas ante el pueblo salvadoreño. La primera es mantener vigente una ley de armas que tiene como consecuencia la cotidiana muerte, el cotidiano terror; la parálisis productiva de la pequeña y mediana empresa.

La segunda culpa de gran magnitud de los diputados es mantener vigente una legislación penal que dá demasiadas ventajas a la delincuencia por sobre el pueblo honrado.

Al salvadoreño que en afán de defenderse de un ataque pandillero, hiere o da muerte al atacante; leyes, jueces y juristas de éste país le arruinan la vida para siempre.
Es suficiente que los cómplices de un pandillero detenido por asesinato, maten a los testigos del crímen, para que el asesino sea sobreseído.

La mezcla de leyes inadecuadas y corrupción judicial resulta fatal. No son pocos los juristas que venden información sobre testigos protegidos, a fin de que los pandilleros, por la vía de asesinar testigos antes de la vista pública, recuperen la libertad del, o, los imputados.

La barbarie puesta en práctica en la muerte de David Ernesto, y en el cotidiano asalto y muerte en perjuicio del salvadoreño honrado y trabajador es tal, que es natural que cada vez más se opine que es necesario reinstaurar la pena de muerte mientras persista el problema pandillero en el país.

Es evidente que están actuando grupos de exterminio cuyo objetivo son pandilleros. Pero ésto no soluciona la problemática. Tal, no hace otra cosa que alborotar el ilimitado hormiguero de las pandillas que cubren lo largo y ancho de el país. Por esta razón no son pocos los que opinan que castigar de tal manera al delincuente que comete crímenes injustificables, debe hacerse legalmente por la vía de la pena de muerte.

“Desde luego”, dicen los más convencidos, “ya vendrán organizaciones humanitarias extranjeras que viven no de humanizar, sino de pegar el grito en el cielo en el marco de una problemática que ni la viven en carne propia, ni la conocen. Pero si algo sabio ha dicho el presidente Cerén en los últimos días es que, las medidas que tome un gobierno responsable deben sujetarse a las necesidades internas del país, y no a presiones externas”

Además, quien escribe este comentario, ha escuchado opinar a los que favorecen esta medida extrema que, tal debe limitarse a lo que dure la problemática delincuencial, y en el marco de una efectiva política de prevensión y reinserción.

Los amigos del partido en el gobierno opinan que la violencia la desatan y favorecen sus rivales políticos para hacerlo fracasar.

¡Como quiera que sea! Quien se mete a gobernante no debería hacerlo para buscar el mejor pretexto; sino para solucionar! Es decir, en buen salvadoreño: “¡El que tenga tienda que atienda, o si nó, que la venda!”

Froilán Sánchez


1 Response to “¿Pena de muerte? El que tenga tienda que atienda…!”



Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


juli 2014
M T O T F L S
« Jun   Aug »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

%d bloggare gillar detta: