16
Nov
14

Discursos muy bien estructurados; líricos; de retórica florida

Con el control bicameral de los republicanos en el ajedrez estadounidense, ha sido puesto en jaque la política interna de Barack Obama respecto de, entre otras cosas, el sistema de salud pública, la reforma migratoria, las energías renovables; la disminución de emisiones de gases de carbono…
Ese jaque, sin embargo permite al presidente un poco más de libertad de acción en el terreno internacional.

Esta momentánea posibilidad le ha llevado a una gira por Asia, a fin de estrechar lazos; a liderar beligerante discurso dedicado a Rusia en el marco de la reunión del G20 en Australia, y a impulsar la iniciativa “Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte” con dedicatoria a Centroamérica, encaminada a disminuir la dramática migración hacia EEUU de niños guatemaltecos, hondureños y salvadoreños, que lo hacen empujados por la horfandad, la miseria económico-social, y por la violencia pandillera, propiciada ésta a la vez, por la liberación del comercio de armas de fuego estadounidenses, y el tráfico de drogas hacia EEUU.

Por razones muy distintas, gremiales empresariales de El Salvador se han pronunciado en respaldo a la iniciativa estadounidense hacia el triángulo norte de Centroamérica, ofreciendo un voto de confianza al presidente Sánchez Cerén.

Del presidente salvadoreño, a quien sus detractores en el país señalan constantemente sus escasas dotes comunicacionales, en esta ocasión hasta el Diario de Hoy se refiere al muy bien estructurado discurso pronunciado por el mandatario en el marco de la iniciativa norteamericana.

Se percibe en el ambiente una especie de fiesta celebrada por gobernantes, empresarios estadounidenses y nacionales, alrededor del presidente salvadoreño, en recompensa por haber abandonado el discurso socialista y acogídose como los tradicionales gobiernos de nuestro país, a la sombra del tío Sam.

Las particulares razones del gesto mostrado por los empresarios salvadoreños hacia el protagonismo concedido por EEUU a Sánchez Cerén, estaría relacionado a la estrategia de rescatar para el partido Arena el control del parlamento y de los principales municipios del país, lo cual se definirá en las elecciones del año venidero. Su táctica es mostrar un rostro menos confrontativo y de sensibilidad social en favor de los más necesitados.

En este marco, Fusades, una de las caras visibles del gran empresariado, presentó el jueves 13 de noviembre en acto solemne, su, Modelo de Integración de Esfuerzos (MIE), tendiente a ser aplicado e los 262 municipios que constituyen la república de El Salvador.

En nuestro país aún se oyen lejanas señales de CONASAN (consejo Nacional para la Seguridad Alimentaria), como señales de una sonda espacial que se aleja inexorablemente del planeta, para nunca más volver. Por la misma ruta van las señales del CNSCC (Consejo Nacional para la Seguridad Ciudadana y la Convivencia), el cual desde su fundación, a pesar de estar compuesto por lo más granado de la intelectualidad del statu quo; y a pesar de la gravedad de la inseguridad que vive este país, parece que no tiene nada que decir respecto de su cometido.

Cada reunión del CNSCC, seguramente es sufragada generosamente por el presupuesto estatal (refrigerios y otros gastos de tales funcionarios no son cosas baladíes).

Hay sospechosamente un común denominador entre CONASAN, CNSCC, MIE y Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, y similares. Y es que éstos proyectos dicen presentar, cada uno de ellos su propio plan a la sociedad salvadoreña, pero en la práctica no hacen otra cosa que presentar un vasto palabrerío, una inspirada retórica carente de objetivos concretos, de un calendario a seguir, de etapas a cumplir; mucho menos de un presupuesto a recurrir, a pesar que estos proyectos dicen contar con los más grandes financista del munco, como son, entre otros, el BID.

Da la impresión que las iniciativas antes mencionadas, carecen de la mínima idea de lo que significa un “plan de acción hacia la consecución del objetivo trazado”, y sí saben mucho de lirismo y retórica florida.

El economista salvadoreño Carlos Acevedo, ex director del Banco Central De Reserva, y representante centroaméricano ante el FMI, advierte que dos de los grandes villanos responsables del empobrecimiento del país, y de su estancamiento económico, son la raquítica carga tributaria a que se somete al gran empresariado; y la dolarización de la economía. Sugiere asimismo Acevedo que el presidente de la república debería desdolarizar la economía del país.

En efecto, cualquier estudiante de primer año de economía es capaz de entender que sin moneda propia un Estado es incapaz de ejecutar una propia política monetaria; que la política monetaria es como el timón que permite a un país, sortear los escollos a que le obligan los vaivenes del mercado exterior. Que sin política monetaria propia la economía de la nación es una nave a la deriva, incapaz de enfrentar los vaivenes del mercado internacional.

Francisco Flores y el partido Arena nos vendieron la falsa idea que encadenando nuestra economía a una moneda fuerte era la ruta de la prosperidad.

Pero las monedas deben maniobrar de acuerdo a los ciclos económicos de su propio país, y los ciclos económicos de la poderosa economía estadounidense, no son los mismos ciclos de la raquítica economía salvadoreña.

La dolarización de la economía salvadoreña, era nada más el culmen del plan arenero de apoderarse de los activos económicos del Estado Salvadoreño.

El mismo primerizo estudiante de economía es capaz de entender que la carga tributaria aplicada a la ciudadanía es la que dota al Estado del presupuesto anual; que del presupuesto anual depende la resolución de la problemática; y que una justa política fiscal es que cada quién contribuya en la medida de sus posibilidades.

Al contrario de lo que ocurre hoy día en El Salvador, el gran empresariado y las grandes fortunas deben contribuír proporcionalmente, mucho más de lo que lo hacen las grandes masas empobrecidas.

Y sin embargo ni el tema de la desdolarización, ni el de la pobrísima carga tributaria al gran empresariado, aparecen en el discurso de CONASAN, CNSCC, MIE y de Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte. Tampoco aparecen en el discurso del presidente Cerén.

En definitiva. Gobernantes, empresarios salvadoreños y estadounidenses, parecen confiarse a que este pueblo, desde antes de los tiempos de la independencia de España, fue obligado a someterse a los niveles más epantosos de pobreza, a los gobiernos corruptos, y a la ilusión que la problemática se resuelve, no con planes concretos y eficacez, sino con discursos muy bien estructurados, muy líricos y de retórica florida,

Urías Eleazr


1 Response to “Discursos muy bien estructurados; líricos; de retórica florida”



Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


november 2014
M T O T F L S
« Okt   Dec »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

%d bloggare gillar detta: