01
Dec
14

América: revuelta; brutal!

La Guardia Nacional de los Estados Unidos es un cuerpo policíaco-militar cuyo fin último es la preservación del Estado, en caso que éste se vea amenazado por fuerzas internas. Este cuerpo es movilizado únicamente a causa de alguna crisis existencial que sufra este país.

En días recientes ha sido desplegada la Guardia Nacional de los Estados Unidos en las calles de la ciudad de Ferguson, estado de Missouri.
Esto quiere decir que el Estado norteamericano ha detectado en esa ciudad, grave amenaza a la seguridad nacional.

Tal cosa se debe a que desde el 9 de agosto se han llevado a cabo grandes movilizaciones populares de protesta a lo largo y ancho del país, cuyo epicentro ha sido precisamente la ciudad de Ferguson, recrudecidas a partir del 24 de noviembre.

El caso es que el 24 de noviembre un tribunal de justicia decidió exonerar de cargos al policía Darren Wilson (blanco), quien el 9 de agosto, disparó repetidamente hasta dar el tiro de gracia al estudiante Michael Brown (18 años de edad, negro) Éste, según testigos, en el momento de los disparos se mostraba, sin armas, manos arriba en señal de rendición.

Cualquiera diría que a partir de tan absurda, o mejor dicha, inhumana actuación policial, en general, la policía estadounidense, entraría en un período de reflexión respecto de su reiterado comportamiento. Sin embargo el 23 de noviembre, una patrulla policial (blancos), abate a tiros a Tamir Rice (12 años de edad, negro), Cleveland, Ohio, quien jugaba con una pistola de juguete en las afueras de su casa.

Al sur del Río Bravo prevalece también un ambiente de violencia que victimiza a los estratos más pobres de la sociedad. Estamos quizás ante el más ingrato de los atropellos que se abaten sobre América, porque se trata de una violencia concordada entre el Estado y el crimen organizado, en perjuicio del pueblo humilde e indefenso.

Nos referimos a que el 26 de septiembre pasado, estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa (estado de Guerrero) fueron atacados por policías municipales de Iguala y Cocula. 43 normalistas fueron detenidos y posteriormente entregados a integrantes del grupo delictivo Guerreros Unidos, grupo mafioso, narcotraficante. A partir de ese momento, la hipótesis más creible es que, según sospechosos detenidos por la policía federal, los estudiantes fueron asesinados, calcinados y sus restos lanzados al río San Juan.

Tal hipótesis sin embargo, se ve afectada por la terrible realidad que ya es imposible que algún mortal pueda dilucidar hasta qué punto el poder del crímen organizado es quien determina las tareas, las opiniones, criterios e informaciones ofrecidas por los cuerpos de policía en México.

La lógica del ser humano apuntaría a que a partir de tan atroces hechos, también el Estado mexicano se viera avocado a un acto de cotrición. Sucede todo lo contrario. Pocos días después del desaparecimiento de los normalistas de Ayotzinapa, fue secuestrado por policías federales el estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, Sandino Bucio Dovalí, en las inmediaciones de Ciudad Universitaria. Bucio Dovali se ocupaba de dirigir protestas estudiantiles por lo ocurrido en Ayotzinapa.

Al sur de la frontera mexicana se ubica el llamado Triángulo Norte Centroamericano (Honduras, Guatemala, El Salvador). Este triángulo ha tomado notoriedad mundial desde principios del tercer milenio, debido a que, posteriormente a las guerras civiles que experimentó durante dos décadas, se convirtió en la región del mundo de más alta mortalidad en perjuicio de personas de toda condición, pertenecientes a los estratos populares, a causa de violencia delincuencial asociada al narcotráfico, al pandillerismo; y también al tráfico vehicular.

En estos países cada minuto que pasa hay una o varias víctimas mortales por las tres causas antes señaladas. Entre los sucesos más impactantes de las últimas semanas, está el asesinato en Honduras de María José Alvarado Muñoz, (Miss Honduras 2014) y su hermana Sofía Trinidad.

En El Salvador, entre muchos otros hechos de sangre, en días recientes ha sido encontrado el cadáver de un niño al interior de un barril de plástico.
Causas de esta crónica violencia hay muchas, entre ellas el masivo desempleo; la inoperancia estatal y la indiferencia patronal. Por falta de espacio, únicamente señalamos apenas dos de esas causas.

Primero. La liberación del comercio y portación de armas de fuego. En estos países, armas de fuego son lo que menos se necesita para producir y progresar; empero este es uno de los rubros que arrojan mayores ganancias a EEUU en la región; por tanto, Washington lo protege, lo fomenta y lo impone a través del Tratado de Libre Comercio.

Segundo. La corrupción de las instituciones del Estado, principalmente del Poder Judicial, lo cual resulta en cierto híbrido, al margen de la ley, pero con poder de decisión producto de la cohabitación entre sujetos y objetos de la administración de la justicia.
Me explico.

En El Salvador ocurre que hay en la Fiscalía General de la República, demanda en contra de un polémico empresario salvadoreño, de los más poderosos y acaudalados del país.

Los demandantes se quejan que bajo la aministración del actual Fiscal General esa demanda permanece estancada sin dar muestra de dar curso alguna investigación al respecto.
Un periodista, revela la más probable causa que la demanda antes dicha no es objeto de gestión alguna y duerme en los archivos de la Fiscalía General, el sueño de los justos.

Dicho periodista lleva contabilizados 66 viajes al exterior del país efectuados por el Fiscal General, 44 de los cuales los ha hecho en aviones propiedad del empresario salvadoreño que debería estar siendo investigado por la Fiscalía General.

Del mismo modo parece estancado el proceso de sustentación de pruebas el caso del expresidente Francisco Flores, acusado de apropiación indebida y enriquecimiento ilícito. Existe una estrecha relación personal entre el Fiscal General y el acusado, de muchos años en que el ahora Fiscal fue abogado personal de la familia Flores.

Esto es un botón de muestra de los vasos comunicantes que se dan entre acusado, acusador (y jueces), en uno de los países del trángulo norte centroamericano, al más alto nivel de la administación de la justicia.
En niveles más bajos de la judicatura, ocurre una llana, promiscua y descarada connivencia entre acusados, acusadores y juzgadores, lo cual da como resultado una América revuelta y brutal, en donde la vida de la gente humilde vale menos que nada ante el Estado, ante la delincuencia y el crimen organizado.

Pablo Perz


0 Responses to “América: revuelta; brutal!”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


december 2014
M T O T F L S
« Nov   Jan »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

%d bloggare gillar detta: