14
Dec
14

La mujer del César

El presidente de la Asamblea Legislativa de El Salvador, temperamental y polémico ex militante del Partido Comunista, Sigfrido Reyes, juntamente con su asesor Byron Enrique Larrazábal , están siendo duramente cuestionados por sus detractores luego de haber adquirido terrenos puestos en venta por el Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA) (exclusiva zona Santa Elena, Nuevo Cuscatlán), por casi medio millón de dólares a favor de la empresa Terrein SA de CV, de la que ambos son socios. La adquisición se dió a un precio preferencial mucho menor a lo que cotizan esos terrenos en el mercado.

Se sospecha violación al reglamento interno de la Asamblea que establece: es una falta a la ética parlamentaria hacer uso del cargo para obtener servicios especiales o cualquier otro beneficio; solicitar o aceptar, directamente o por medio de interpósita persona, cualquier otro tipo de regalías, por acciones relacionadas con las funciones del cargo.

Al parecer Larrazabal no sólamente asesora a Reyes sobre temas legislativos, sino además sobre la mejor manera llevar a cabo jugosos negocios de carácter privado.

Investigaciones periodísticas alrededor de este caso, descubren otros negocios de gran enveragura (bienes raíces – construcción), de los que Reyes y su consejero son partícipes.

La pregunta que el pueblo llano se hace, y cuya respuesta tiene derecho a saber es: ¿De qué manera un revolucionario de formación marxista leninista que ha pasado la mayor parte de su juventud en el terreno bélico conspirativo, fuera del sistema, lo que le privaría de ingresos durante todo ese tiempo, a la vuelta de un par de décadas, en base a salario de funcionario público, se ve liderando millonarios negocios?

Reyes pertenece a la dirigencia del gobernante FMLN, que durante el pasado conflicto armado aceptó el reto plantado por la vieja oligarquía, que necesitó el sacrificio de poco menos de cien mil vidas de gente humilde, a fin de que la nación salvadoreña, pudiese acceder a las dudosas mejores condiciones políticas que vive hoy día.

Hay quienes afirman que las cúpulas político-militares que conformaron el frente FMLN nunca se disolvieron como dieron a conocer, sino que pasaron a conformar, cada una de ellas, sectas o logias secretas, que pactan entre sí, pero mantienen vivas las desaveniencias originales que les debilitaron frente a su enemigo común.

Esta podría ser la razón por la que Medardo Gonzales, coordinador general del partido en el poder, sarcásticamente asegura que el presidente del parlamento cuenta con el apoyo del FMLN en la polémica de que es el centro, pero coloca absolutamente en Reyes, sin meter manos al fuego, la responsabilidad de demostrar su honorabilidad.

Lo extraño del caso es la resistencia efemelenista a apegarse a la ley de transparencia e información pública por ellos mismos promovida.

¿Cuál habrá sido la misteriosa razón de que Nayib Bukele (FMLN), alcalde de Nuevo Cuscatlán devolviera al donante (IPSFA) el terreno cedido por este ente a favor de la Comunidad Zamora Rivas, a fin de que sus pobladores se establecieran en un lugar más seguro, abandonando la zona de alto riesgo en que viven hasta hoy día?

¿Qué razón hay que a partir de dicha devolución esa comunidad siga viviendo en la misma zona de peligro, y se obligue a escuchar de Bukele promesas, cada vez más lejanas e inciertas?

La natural perspicacia de la Vox Pópuli dice que los terrenos del municipio Nuevo Cuscatlán, gobernado por Bukele, son de los mejor cotizados en todo el territorio nacional, por lo que la devolución llevada a cabo por este alcalde, podría obedecer a que a correligionarios políticos del alcalde conviene más que los terrenos donados por el IPSFA a la comunidad Rivas Zamora, se mantengan cotizando en el mercado de bienes raíces, y no en posesión de los favorecidos por esa donación…. ¿Porqué?

Los terrenos adquiridos por el hoy hombre de negocios y político, Sigfrido Reyes, no son exactamente los donados a la comunidad Rivas Zamora; pero éstos están situados en el área en donde el IPSFA está vendiendo barato a sus amigos, a pesar de la alta cotización de esos terrenos en el mercado de bienes raíces.

Entre otros grandes negocios (aparte de Santa Elena, Nuevo cuscatlán), los informadores que siguen pista a esta madeja, descubren que la empresa Terrein SA de CV, cuyos mayores accionistas son el comunista Sigfrido Reyes y su asesor Byron Enrique Larrazábal, está ejecutando otro mega proyecto habitacional en Sonsonate: Villas del Pacífico, municipio de Acajutla.

Según información periodística, esa empresa está construyendo 107 viviendas en terrenos de 120.77 varas cuadradas cada uno, a un precio que oscila entre $28,000 y $31,000.

Alguien podría pensar que la sensibilidad comunista de Reyes le empujaría a construir viviendas para los asalariados pobres; pero nó, Reyes construye viviendas para la clase media alta; y llama a los informadores que le investigan, pobres diablos muertos de hambre.

Punto y aparte en todo este embrollo, Byron Enrique Larrazábal, asesor y socio del presidente del parlamento Sigfrido Reyes, aparentemente, ganó licitación en el multimillonario proyecto de construír el auditórium de la Asamblea Legislativa y otras dependencias gubernativas en Villa Dueñas, alameda Juan Pablo II.

Byron Larrazabal se ha apresurado a renunciar al lucrativo empleo de asesor de Sigfrido Reyes.

El drama salvadoreño se vuelve inenarrable. Aquel pueblo que se ofreció por decenas de miles en el sacrificio de la guerra contra el opresor, perdona a sus verdugos como Ernesto Rivas Gallont, quien en su función de canciller de gobierno genocida negó repetidamente a la comunidad internacional las reiteradas masacres cometidas por las fuerzas gubernamentales sobre miles y miles de salvadoreños pobres.

Este mismo pueblo se ve obligado a aceptar que aquellos que le llamaron u obligaron al sacrificio, lo hicieron con la única ambición de permitirse al final del cuento, ser protagonistas y beneficiarios de lucrativos comercios, justificándose en que se trata de benignos negocios llevados a cabo por herederos de Carlos Marx y de Vladimir Lenin.

En aquel tiempo, un grupo de patricias pidieron a Cayo Julio César, reconsiderar su decisión de divorciarse de Pompeya Cila, justificando que ésta habia asistido a la Saturnalia (orgía sexual), no en calidad de participante, sino únicamente de espectadora. Cayo Julio, sin embargo, ratificó su decisión sentenciando: “La mujer del César no sólo debe ser honesta; sino además, debe parecerlo”.

Según algunos decires callejeros, el talón de Aquiles de la cúpula del partido que nos gobierna, consiste precisamente en que cada vez le es más difícil aparentar su honestidad; o para decirlo de otro modo, le cuesta cada vez más demostrar su aparente honestidad.

Ahmed Goliath


0 Responses to “La mujer del César”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


december 2014
M T O T F L S
« Nov   Jan »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

%d bloggare gillar detta: