08
Jan
15

DE MACONDO A TEXAS: LA RUTA TRAGICA QUE GABO HEREDO EN EL 2014

Los tesoros y códices perdidos de Aracataca…

El 2014 será recordado en la historia de la literatura como el año de las dos tragedias que Gabriel García Márquez (Gabo) dejó a los amantes de la literatura. La primera tragedia – la inevitable – fue su muerte, ocurrida el 17 de abril de 2014 en su casa de habitación, en uno de los barrios del sur de la Ciudad de México, donde había residido por más de 30 años.

Cuando un grande de la literatura fallece se va con él toda su experiencia. Muchos proyectos literarios quedaron truncados con el fallecimiento de Gabo. Sobre esta tragedia, mucho se ha escrito, en casi todos los periódicos del mundo, pero por ser una tragedia inevitable, no vale la pena seguirla comentando, ni lamentando.

La segunda tragedia – la indignante y vergonzante – es la que ocurrió cuando se supo que la Universidad de Austin, Texas se había convertido en la propietaria del archivo personal del escritor.

Los que hicieron pública esta transacción, informaron que las negociaciones para apropiarse del archivo personal de Gabo, se inició en diciembre del 2013 – en vida del escritor – pero que el acuerdo de compra-venta se concretó en julio del 2014, tres meses después de su muerte y fue hecho público el 24 de noviembre año recién pasado.

Como en siglos anteriores, los históricos y preciados archivos culturales latinoamericanos, como los Códices Precolombinos y otras joyas culturales siguieron la misma ruta. Hoy vemos continuar las joyas de nuestra literatura por el mismo camino, terminando en los museos, las bibliotecas y las salas de exhibición de los países del norte.

El monto de la transacción del valioso material histórico-literario se mantiene en secreto, tanto por los herederos de Gabo, así como por los representantes del Harry Ramson Center, de la Universidad de Austin, Texas, organismo que paso a ser propietario del archivo. Ni siquiera la Fiscalía del Estado de Texas conoce el monto de la transacción.

Lo que hasta hoy se sabe, es que dicho archivo comprende unas 40 cajas con un volumen de 2.6 metros cúbicos, en el que se incluyen: El manuscrito y la primera copia de “Cien Años de Soledad” (1967), el original del discurso de aceptación del Nobel de literatura (1982), las versiones originales de las novelas “Crónica de una muerte anunciada” (1981) y “El amor en los tiempos del Cólera”(1985), una extensa documentación sobre Simón Bolívar que le sirviera a Gabo para escribir “El general en su laberinto” (1989) y 10 versiones de su última novela “En agosto nos vemos” (aún no publicada); así como diferentes objetos de valor histórico cultural y literario que aún se desconocen.

Dos representantes del Harry Ramson Centre, de la Universidad de Austin, Texas, tocaron la puerta de la casa de Gabo en la ciudad de México, en julio de 2014 y como dos sabuesos buscadores de oro, de piezas arqueológicas o de preciosas antigüedades, comenzaron a hurgar el archivo personal de Gabo, hicieron una oferta de compra y se llevaron hacia Texas su archivo personal.

Resulta increíble que un escritor y artista de la talla de García Márquez, con tantos proyectos Pro- Latinoamericanos, no haya previsto para su final, un proyecto en el mismo sentido en que giró toda su vida -el rescate y la promoción de la identidad de la cultura latinoamericana -.
Las instituciones gubernamentales de cultura y las bibliotecas nacionales de México y Colombia recibieron con asombro y resignación la noticia; pues esperaban que parte del archivo personal de Gabo fuera resguardado y expuesto al público desde sus instituciones, pero los texanos, con dólares en el bolsillo, les comieron el mandado, dejando a los amantes de su literatura con un cierto grado de indignación.

“Sigue el maíz a peso” se dice popularmente en El Salvador, cuando algunos hechos que afectan negativamente a la población se repiten y se vuelven a repetir, sin que nada cambie. Eso es lo que esta transacción y pérdida del archivo personal y cultural del escritor, nos vuelve a decir.

Por más que los texanos del Harry Ramson Centre, de la Universidad de Austin, Texas traten de explicar y justificar sobre el uso que le darán al archivo personal de Gabo, al afirmar que con su adquisición asumen su compromiso con Latinoamérica, lo cierto es que este valioso material, vuelve a recorrer la misma ruta del sur al norte, para que nada importante para la identidad latinoamericana quede en su territorio. Bien porque no somos capaces de resguardarlo o de valorarlo.

El mejor compromiso que la Universidad de Texas, podría adquirir con Latinoamérica, más que resguardar el archivo personal de Gabo, seria apoyar la reforma migratoria y las medidas ejecutivas, de la que más de 11 millones de latinoamericanos adquirirían un estatus migratorio legal, u oponiéndose a la iniciativa liderada por el Estado de Texas, que junto a otros Estados, pretende declarar ilegal las medidas ejecutivas pro-migratorias propuestas por el Presidente Barak Obama.

Pero bien. A lo hecho pecho. No queda más que conformarnos que a partir del 2015 este valioso material cultural y literario, esté en Austin, Texas, donde solo algunos privilegiados podrán visitarlo, y conocer de primera mano, las motivaciones inspiradoras de uno de los más grandes escritores de nuestra época reciente. La Meca literaria estará en Texas y no en Aracataca.

Pero no basta señalar la tragedia explicada. Es necesario reconocer autocríticamente como los gobiernos y las instituciones culturales latinoamericanas no fueron capaces de presentar una propuesta que se anticipara a la tentación del dinero y de hacernos ver como incapaces de resguardar nuestros tesoros literarios. Bien porque no fuimos capaces de valorarlo o bien porque atrapados por escándalos de corrupción, narco-política y el narcotráfico, nos vimos enredados en nuestra propia realidad, sin ver los tesoros históricos que están a nuestro lado.

Por esta vez, los narcotraficantes y su rama la narco-política, no se les abrieron los ojos para apropiarse de este tesoro cultural. Quizás porque este tipo de valores todavía no forman parte de los bienes con los cuales especular y lavar su dinero producto de la narcoactividad, sombra que persiguió a Gabo desde Colombia a México.

Algún día, el archivo personal de Gabo regresará a Aracataca, donde se podrá montar un museo literario-cultural; pueblito colombiano donde se inició y se alimentó la imaginación artístico-literaria de uno de los grandes maestros contemporáneos de nuestra literatura.

Beto Sánchez
Orlando, FL.
7 de enero de 2015


0 Responses to “DE MACONDO A TEXAS: LA RUTA TRAGICA QUE GABO HEREDO EN EL 2014”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


januari 2015
M T O T F L S
« Dec   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

%d bloggare gillar detta: