16
Feb
15

Traición de patria

El dilema de Valerie Plame no es un dilema cualquiera. Se entregó en cuerpo y alma a la causa del Estado; hizo de él, su patria. A esta causa empeñó incluso la vida misma; por eso cuando más de una vez fue enviada a la boca del lobo, sin dudarlo, dejó a su familia y fue a la boca del lobo. El agente secreto está en la obligación de considerar la posibilidad que alguna vez su patria se vea en la necesidad de sacrificarle; o en la posibilidad que la flaqueza de ánimo le lleve a traicionar; pero caer víctima de traición por parte de la patria misma pertenece a la dimensión de lo imposible.

En aquel tiempo el gran sultán castigaba de modo atroz la traición del soldado al jefe: el desleal subordinado era reo de empalamiento. Los doctores de la ley demostraron que el poder tiene la geometría del obelisco. A esto se debe que una sola traición en la base es capaz de derribar la cúspide del poder con la gracia de un castillo de naipes. Tampoco era infrecuente que los jefes traicionaran a los subalternos. En tal caso era el sultán hasta cierto punto, benevolente, porque los doctores demostraron que este tipo de traición, causa al poder una falla cosmética, mas el resultado es la consolidación de las estructuras.

Mil años después los soldados son otros, también el sultán es otro; pero las traiciones; las demostraciones de los doctores de la ley siguen siendo las mismas.

Joseph Wilson fue enviado a Níger por el primer mandatario a comprobar que el enemigo adquiría uranio para fabricar el arma prohibida.

En Níger, Joseph Wilson encontró que el enemigo nunca había estado ahí, y que materialmente era imposible adquirir ahí uranio. De regreso a su base ese fue el informe rendido.

El mandatario desestimó el informe porque el gabinete ya había decidido atacar sobre la base que el enemigo procuraba el arma proscrita.

La guerra se volvió un pantano, y ante el clamor de la plebe acostumbrada a las victorias fulminantes, los hombres del gabinete encontraron la solución adecuada: alterar el texto del informe Wilson en sus asuntos fundamentales, aseverando que efectivamente el enemigo se hacía con la temida arma.

Hombre de fuste, tiempo atrás había Wilson enfrentado cara a cara, a ese mismo enemigo en la primera gran guerra que se libró; pero la falsedad no tiene cabida en su forma de entender el trabajo diplomático. Decidió entonces declarar a los medios que su reporte había sido falsificado. Fué aquí donde a los hombres del gabinete se volvió el alma negra, los inundó la inquina. Se dieron a las maquinaciones; a la intriga.

Quien quiera que sea, haga pública la verdadera identidad de un rival del mismo bando, comete la más letal de las deslealtades hacia un agente secreto, porque eso es hacer de él un caracol fuera de su concha; atarlo de pies y manos, abandonarlo a merced del enemigo; lo que es peor, se le condena a la inutilidad; al desempleo.

Hoy día el asunto es cosa juzgada: en venganza, la cúpula ministerial concertó revelar, con la complicidad de un oscuro periodista, que la esposa de Joseph Wilson, Valerie Plame, era un agente secreto al servicio del Estado; pero sólo el jefe de los conspiradores fue puesto en manos de los jueces, por el primer mandatario, en calidad de chivo expiatorio.

Si el jefe del gabinete hubiese sido soldado en tiempos del gran sultán, la sentencia hubiese sido otra, pero esta vez, ocupando el lugar de mano diestra del jefe del Estado, actuó el acusado en desfavor de dos subordinados. En consecuencia el fiscal del caso no le acusó de alta traición; no fue sometido a empalamiento, sino a una leve pena de cárcel que podrá superar mediante buena conducta; alguna fianza. Lo más seguro es que actúe el inducto del jefe del primer mandatario, antes que pise el umbral del centro penitenciario.

Han corrido poco menos de dos mil años de agua bajo el puente, son otros los soldados, otro el gran sultán; las traiciones siguen su curso. La más funesta de todas ellas: la traición de la patria misma.

Lobo Pardo


0 Responses to “Traición de patria”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


februari 2015
M T O T F L S
« Jan   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

%d bloggare gillar detta: