12
Jul
15

Rutina legislativa

En la segunda semana de julio, se dejó escuchar, pero tan tímidamente en el congreso salvadoreño, la sugerencia de revivir el debate sobre la creación de una comisión contra la impunidad y el crimen, que no queda registro público acerca de qué diputado, perteneciente a qué fracción, aireó el asunto con visible desgano. Hay quienes dicen que fue un asambleista del partido en el gobierno.

Tampoco se conoce públicamente el resultado de la votación, pero se presume que por unanimidad la posibilidad de revivir ese debate fue rechazada por el pleno legislativo.
No obstante la impunidad bajo la cual se arropan los delincuentes con poder disuasivo sobre los administradores de justicia, es la principal causa del estancamiento económico, de la pobreza, de la violencia social, y de la generalizada frustración y desesperanza de la sociedad salvadoreña en cuanto al futuro de nuestro país.

Los delincuentes con poder disuasivo sobre el aparato judicial en El Salvador son tres: pandillas, crimen organizado y delincuentes de cuello blanco.

Los pandilleros ejercen disuación mediante su capacidad asesina; el crimen organizado y los de cuello blanco mediante su capacidad de comprar abogados, jueces, fiscales y hasta magistrados.

En días recientes han sido sobreseidos exfuncionarios del gobierno de Francisco Flores, acusados con abundantes pruebas, de peculado, resultado del cual se generaron grandes pérdidas económicas para el Estado salvadoreño, en contraposición a la capitalización de acciones a favor de Enel Green Power, poderoso consorcio transnacional de origen italiano, y en desfavor de la empresa nacional Geo, de la cual Enel fue copropietaria.

A largo plazo, lo actuado por los exfuncionarios acusados(se presume millonarios sobornos de por medio), llevaría al consorcio transnacional a convertirse en socio mayoritario de La Geo.
El sobreseimiento a favor de los exfuncionarios no es resultado de vista pública, sino de triquiñuela jurídica consistente en que la Fiscalía General de la República, a petición de la defensa, accede a cambiar la tipificación del delito, a una forma en la que el ilícito cometido por los funcionarios ha de antemano, prescrito.

Mostrando su ya conocida condescendencia hacia el sistema, tanto el presidente de la república, como la fracción legislativa del partido en el gobierno, se han mostrado de acuerdo con el fallo de los tribunales correspondientes.

En El Salvador la impunidad alcanza un 95%, es decir que de cada cien hechos delictivos, únicamente cinco son investigados a fondo, llegan a vista pública y reciben sentencia condenatoria.

Esta cruda realidad ha llevado a que diversas organizaciones de la sociedad civil de nuestro país, se pronuncien en favor de la creación de una comisión contra el crimen y la impunidad similar a la que funciona en Guatemala (CICIG).

En el país vecino esa comisión ha resuelto numerosos hechos de corrupción y delitos a nivel gubernamental. Ha sido la CICIG, la que tiene contra las cuerdas al genocida exgobernante de facto Efraín Ríos Montt, y desmantelado una multimillonaria trama de corrupción aduanal con tal implicación del Poder Ejecutivo, que forzó la renuncia y somete a proceso judicial a la vicepresidenta del país Roxana Baldetti.

El consejero del Departamento de Estado de los Estados Unidos, para la región Thomas Shanon se ha sumado a las voces que aconsejan la creación de una comisión similar a la de Guatemala en El Salvador, sobre la base que en el vecino país la actuación de la CICIG ha bajado notablemente los niveles de impunidad, devuelto millones de dólares desfalcados al Estado, y devuelto confianza a la ciudadanía y a los inversores.

En resumen la CICIG en el hermano país, ha mostrado su eficacia contra la impunidad al más alto nivel. Tal vez sea tal eficacia a la que tanto temen los diputados salvadoreños, por lo que prefieren echar al cesto de la basura, la posibilidad de una comisión contra el crimen y la impunidad en El Salvador, potencialmente capaz de poner a raya la corrupción a nivel estatal.

En esta misma semana, irrumpió por la fuerza un grupo de excombatientes y lisiados de guerra al recinto legislativo que se han visto marginados de los magros beneficios que el Estado ha ofrecido a excombatientes y lisiados de ambos bandos enfrentados durante el pasado conflicto armado. Intentaban presionar a los legisladores a emitir un decreto ley, que dé solución a sus peticiones.

La excomandante guerrillera y presidenta del congreso, Lorena Peña Mendoza comparó ese grupo de excombatientes que continúan luchando por sus derechos, con pandilleros extorsionistas. “…pretenden” dijo, “extorsionar a la Asamblea legislativa”
La actitud de la presidenta, fue considerada ingrata y suscitó airados comentarios entre excombatientes que durante el conflicto actuaron bajo sus órdenes.

Ni en época de paz, ni en la guerra, se dijo sobre la presidenta del órgano legislativo, sufrió ella alguna grave carestía económica o hambre, como lo que nosotros, sufrimos en la guerra y seguimos padeciendo hoy. En época de paz porque ella siempre perteneció a la clase media de la sociedad; en época de guerra, porque ahí donde arraigaban o pernoctaban los comandantes guerrilleros, nunca faltó nada, ante todo, alimentos.

La carencia de sensibilidad social, hoy día lleva a no pocos excomandantes guerrilleros, como en este caso a Lorena Peña comparar con delincuentes a estos pobres desgraciados que se ven en la grave necesidad de continuar en lucha, porque no tienen qué comer, ni donde vivir, ni tierra que trabajar.

“Ya no se acuerda la Rebeca”, dice el excombatiente Lorenzo Martínez, “que los comandantillos que venían de San Salvador, eran tan despistados que, si en horas de la noche les daban deseos de hacer sus necesidades biológicas, tenían que recurrir al centinela de turno para que los acompañara, pues si se alejaban unos metros del campamento, eran incapaces de volver sobre sus pasos y se perdían en el monte”.

“Es cierto” dice Jorge Mejía “los comandantes aportaban las grandes metas estratégicas, como la toma del poder y el socialismo, ideas que no nos llevaron a ninguna parte; nosotros en cambio aportamos la táctica sobre el terreno, el asalto concreto a las posiciones enemigas. Nosotros cara a cara con el adversario, mientras ellos a buen recaudo en la profunda retaguardia viendo televisión. Todo ese sacrificio a lo único que nos ha conducido es a que los excomandantes estén comiendo de a gordo, mientras nosotros estamos comiendo la que comió Pompilio Platero; y más encima nos traten de delincuentes”.

Matla Xochitl


1 Response to “Rutina legislativa”



Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


juli 2015
M T O T F L S
« Jun   Aug »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

%d bloggare gillar detta: