18
Jul
15

LOS FUNERALES DE UNA HIJA DE NERUDA

Del 8 al 11 de julio, estuve en El Paso y Ciudad Juárez para asistir a los funerales de una hija de Pablo Neruda -Doña Silvia- en estas ciudades fronterizas y gemelas se funde y confunden las culturas mexicana y norteamericana, mezclas de arraigos culturales que la frontera no ha podido separar. Ambas, bastiones importantes en la logística y retaguardia de la legendaria División del Norte, comandada por el General Pancho Villa. Fue aquí donde se inició la chispa que alimentó el fuego de la revolución mexicana. ¿Por qué vine por acá? Tal como lo título: Vine a los funerales de una hija de Pablo Neruda y algo sobre su vida es lo que voy a relatar.

Como hijos de Pablo Neruda, han sido llamados los 2500 españoles republicanos – entre ellos 350 niños – que en enero de 1939, vencidos por las hordas franquistas se refugiaron en Francia y por sus gestiones recibieron asilo político en Chile. Fue una misión consular y humanitaria que su Gobierno le encomendó. Gracias a Neruda estos españoles pudieron ser salvados y trasladados a Chile en el buque de carga llamado El Winnipeg. En este éxodo viajaba la pequeña Silvia con apenas dos años de edad y quien el 7 de julio recién pasado falleció en La Ciudad del El Paso, Texas.

Refiriéndose a ese rescate, Neruda escribió en su autobiografía: Confieso Que He Vivido más o menos estas palabras: “La gente podrá ignorar y olvidarse de mis libros, de mis poemas y de mis textos, pero mi mejor poema, mi misión de amor por rescatar, brindar asilo y ayuda humanitaria a los 2500 republicanos; vivirá por la eternidad y estará siempre presente como un testimonio permanente de mi mejor poema de amor”.

Ni los escritos de Neruda han sido olvidados y la semilla genealógica de aquellos 2500 republicanos se encuentra hoy esparcida por toda América y el mundo. Doña Silvia fue una de las 2500 personas testigos de aquella misión de amor realizada por el aprecio que Neruda sentía por el pueblo español; y así títuló su poema: Misión de Amor, dedicado a aquella gesta humanitaria. (Adjunto poema al final del texto)

En el ambiente de estas áridas y extrañas tierras de Texas, Nuevo México y Chihuahua, escribo estas líneas como un sencillo homenaje a una de las hijas de Pablo Neruda, cuyos funerales se realizaron el 10 de julio recién pasado.

La vida de Doña Silvia, hija de Neruda, se inició en España y a sus escasos dos años estuvo refugiada en Francia. Vivió su niñez y juventud como asilada política en Chile, donde se graduó de arquitecta. En su madurez de esposa, madre, abuela y bisabuela vivió en El Salvador y fue una exitosa y emprendedora mujer que ahora reposa en esta región fronteriza.

Doña Silvia vino a este mundo en una noche tensa del verano de 1937, durante un bombardeo sobre la ciudad de Barcelona, en la antesala de La Segunda Guerra Mundial, con la muerte rondando por tierras españolas y el fanatismo y la intolerancia suelta y campeando por Europa. Sus padres, una pareja de jóvenes provenientes de tradicionales y emprendedoras familias catalanas (Fernando y Dolores) quienes aquella noche de verano recibían en sus brazos a su primera hija: Silvia Monserrat.

Algunos meses después, la joven madre –Dolores- con su pequeña Silvia en brazos cruzaban Los Pirineos, en un largo y triste éxodo, bajo el frío intenso de dichas montañas; huyendo de la dictadura franquista, con la esperanza de reunirse algunos días después con su joven esposo en Bersie, una playa fría y gris del mediterráneo francés, que había sido convertida en campo para refugiados republicanos españoles, y que nada tuvo que envidiarle a los campos de concentración que los fascistas construyeron y operaron por Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Aquella pareja de jóvenes catalanes nunca imaginaron que la semilla de amor que se inició aquella noche en medio del bombardeo de Barcelona y de la guerra civil, se extendería algunas décadas después por Chile, Brasil, El Salvador y EEUU. Fue uno de esos amores que en medio de la guerra, nunca dejaron de soñar y creer que solo el amor, el trabajo y la honestidad son capaces de vencer los horrores y los dolores que traen las guerras.

Dos años después de su nacimiento y de ocho meses de permanencia en el campo para refugiados, en septiembre de 1939 aquella niña correteaba y gritaba feliz, escondiéndose y descubriendo todos los vericuetos de la cubierta del Winnipeg, subiendo y bajando escaleras y cada rincón de aquel barco que los llevaba casi a una tierra prometida. Un pueblo chileno que los recibió como héroes, aunque venían derrotados.

La dureza de los primeros años de su vida le formó a Doña Silvia un carácter y un temple que la hizo alcanzar todas las metas que se propuso en su vida, viviendo una vida sobria, y sin dejarse deslumbrar por la riqueza y la comodidad, que por sus éxitos y su tenacidad de trabajo logró alcanzar. Doña Silvia vivió para sus hijos y cuando brindó su amistad y su generosidad, lo hizo de forma sincera, solidaria y discreta.

Pocas gentes aceptan con realismo y resignación la muerte como Doña Silvia lo hizo. Después de luchar por año y medio contra el cáncer que se la llevó al encuentro con el más allá, todavía en estado consciente supo decirle a sus hijos: “Yo, ya he vivido 78 años, lo suficiente. He trabajado, me he esforzado y ya llegó mi tiempo de volar, de irme a buscar otra estación”. Y como muestra de su valentía, aceptó la muerte sin derramar una lágrima. Y así Doña Silvia se nos fue y por eso vine a estas tierras fronterizas, junto con sus hijos, nietos, hermanos y familiares; sabiendo que más temprano que tarde, seré yo o cualquiera de los que venimos a despedirla nos tocará enfrentarnos con la muerte.

Beto Sánchez

El Paso, Texas, 11 de julio de 2015


0 Responses to “LOS FUNERALES DE UNA HIJA DE NERUDA”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


juli 2015
M T O T F L S
« Jun   Aug »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

%d bloggare gillar detta: