26
Jul
15

La duda

…Otras veces quise seguir
la huella dejada
por los pasos de Zaratustra,
pero me inducía al odio de mis connacionales.

Ante él era pueblo de homicidas…

Unos necesitaban
mandar a matar para atesorar,
aferrados al poder!
Oh sanguijuelas!

Otros cobraban jornal
por asesinar.

Allá trabajaban en justificar
el homicidio.

Aquellos otros
ganábanse el pan
absolviendo al homicida
(absolución juridica;
absolución espiritual).

Muchos callaron
ante la acción del asesino.

Los más dejábanse matar
sin maldecir al victimario;
sin incitar a la rebelión
a los que iban quedando.

Los de la peor especie
mataban poetas.
Intuían
en si mismos
un aciago destino
de pájaros domesticados.

Ante él
una minoría
eran los justos.
Avanzaban cantando:
”…hasta que se entierre la última sombra
no hay orden de descansar…” (*) (*) Inti Illimani

Yo?…

…No pocas noches insomes,
son las mías
pobladas de fantasmas;
insondables y frías

En una de ellas,
a medida que el sol
asomábase a la tenue línea
azul del horizonte
fuí cayendo en la cuenta que
había en mí también arraigado
la duda de seguir
la huella que dejaron atrás
los pasos de Zaratustra.

Lobo Pardo


0 Responses to “La duda”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


juli 2015
M T O T F L S
« Jun   Aug »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

%d bloggare gillar detta: