31
Aug
15

Fenómeno “el niño”; política de la niña

A mediados de la ultima semana de agosto del 2015, era ya éste, de la post guerra, el mes con más muertes violentas asociadas al accionar delictivo. La nación salvadoreña está en vilo en espera de percibir o nó, si agosto con sus más de 700 homicidios y feminicidios, es apenas el punto de partida de un período diferente a lo que El Salvador ha vivido hasta ahora en materia de pandillerismo y criminalidad.

La situación es tal que el Departamento de Estado (USA) ha vuelto a advertir a los ciudadanos norteamericanos, sobre la peligrosidad que representa para la vida la estadía en este país. Y con razón. Hasta ahora ninguna autoridad se ha preocupado de llevar estadísticas de cuántas muertes a manos de pandilleros y delincuentes afectan a salvadoreños residentes en el extranjero que vienen de visita al país.

La ONU se ha visto obligada a lanzar una campaña para sensibilizar al mundo acerca de la gravedad de la incontrolable violencia social en El Salvador. En el mismo sentido se ha pronunciado antes el sumo pontífice de Roma. Su herencia soviética (herencia traidora al socialismo), lleva a los dirigentes efemelenistas, sin embargo, a interpretar como gestos hostiles hacia su gobierno, tales muestras de preocupación.

No se le ha ocurrido a Medardo Gonzales, máximo dirigente del partido en el gobierno decir que el papa Francisco o que el Depto de Estado de EEUU mantienen una campaña de desprestigio en perjuicio del gobierno salvadoreño; per sí ya se le ocurrió atacar a la ONU en este sentido.

Por su parte el vicepresidente Óscar Ortiz declara que la cancillería del país trabaja activamente para que la ONU cese de referir a El Salvador, como uno de los lugares más violentos del mundo. El argumento es que tales afirmaciones “afectan la imagen del país en el plano internacional”.

¿No afectará en mayor medida la imagen de El Salvador la incapacidad del Estado salvadoreño, de este gobierno y de los anteriores areneros, de retomar una clara iniciativa para atacar la problemática de raíz?

Atacar la problemática de raíz quiere decir acometer sobre las viejas estructuras del sistema que propician que los ricos se vuelvan más ricos al final de cada ciclo económico; los pobres se vuelvan más pobres, y sean cada vez más los salvadoreños que caen en la extrema pobreza y la marginación económico social.
La apatía gubernamental en cuanto a tomar la iniciativa de trastocar las caducas estructuras económico sociales que privan en El Salvador, estriba en que el partido en el gobierno ha renunciado a su pasado revolucionario y reclama un lugar en el sistema de explotación y represión a que se ha visto sometido este pueblo desde tiempos de la conquista española.

En esta línea el gobierno del siempre ausente Sánchez Cerén (parece gobernar desde las sombras), ha optado por la represión ante la problemática pandillero delincuencial. alejándose cada vez más de abordar la problemática a través de concretas medidas de integración social de las grandes mayorías marginadas.
Pero no sólo el máximo dirigente del partido en el gobierno, el vicepresidente y el canciller de la república dan muestras de una política de avestruz; tambien lo hace el ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, alto dirigente del partido en el gobierno.

El referido ministro regresa al país luego de participar en la última reunión del Consejo Agropecuario de Ministros de Agricultura de Centroamérica y del Caribe. Ahí se acordó, sin que Ortez se haya pronunciado u opuesto, declarar una alerta regional debido a las consecuencias del fenómeno “el niño” que están sucediendo en la región, lo cual se está traduciendo en grandes fracasos en cuanto a la cosecha de granos básicos.

Orestez aceptó incluso el dato que, ascienden a 1. 6 millones de personas afectadas en la región, debido a la sequía causada por el antesdicho fenómeno.

De vuelta al país y ante la demanda de declarar el alerta nacional por parte de los sectores afectados por el “niño”, increpa Orestes Ortez a los demandantes: “ ¿Que quieren? ¿Que digan que hay apocapalipsis y desastre? ¡Eso no ayuda a El Salvador!

Volvemos de nuevo a la política del avestruz. Que es la misma política de la niña que sufre incontinencia urinaria. Cada ves que la ataca tal intemperancia, cierra los ojos la inocente, para que nadie de su entorno pueda ver lo que realmente está ocurriendo.

Las críticas al respecto no deberían llevar a los fanáticos efemelenistas a concluír que pretendemos una vuelta de ARENA al gobierno. ¡No!. Hoy por hoy, y sólo antes que aparezca el equivalente del Podemos español en nuestro país, el FMLN sigue siendo el mal menor.

De lo que se trata es que queremos demostrar que el partido en el gobierno pretende gobernar mediante una política de niña incontinente que le lleva negarse a la realidad de las cosas. Y ocurre ésto cuando el pueblo salvadoreño ya no está para que le den a beber atol con el dedo!

Matla Xochitl


0 Responses to “Fenómeno “el niño”; política de la niña”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


augusti 2015
M T O T F L S
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

%d bloggare gillar detta: