08
Nov
15

ORATORIO EN EL DIA DE LOS DIFUNTOS PARA EL SACERDOTE: ALIRIO NAPOLEON MACIAS

Era un cuatro de agosto de 1979,

en la víspera de la transfiguración,

yacía tu cuerpo tendido en el presbiterio.

Los parroquianos que te alzaron,

fueron testigos de una revelación,

que nadie supo, ni pudo explicar.

Ese día, El Colocho,

debió bajarse del madero,

indignándose de tu martirio,

pero se quedó enclavijado,

crucificado como desde siempre,

al ver a niños, mujeres y ancianos,

que en vilo levantaron tu cuerpo,

bajo la sombra de tu cruz.

Los plomos que te laceraron,

aún se revuelcan entre polvo y maleza,

y pena el alma de los asesinos,

si es que alma tienen,

ignorando el daño que hicieron

al matar a Napoleón Macías.

Al momento de tu asesinato,

sobrevolaste Los Cerros de San Pedro,

surcando La Burrera y Las Nubes,

y cual cola de luminoso cometa,

el norte de San Vicente iluminaste.

Hoy, tu recuerdo me remonta,

encaramado a lomo de autobús,

en medio de alforjas y canastos,

cargados con sal, ocote, cal y harina,

donde repose mi guitarra,

mientras la tarde pardeaba,

entonando La Yerba de Los Caminos.

Después de veredear,

evitando nos delatara el ladrido de perros,

llegó  la noche y con ella,

la gente de chinelas, delantal, caite y sombrero.

Yo, no sé, si allí te conocí,

no sé, si allí estuve yo,

pero cada vez que tu rostro veo,

me pareces tan familiar, como si fueras,

mi padre, mi amigo, mi hermano.

Fue noche rural y lluviosa,

por aquellos montes de Dios,

en un rancho que no recuerdo,

con frijol nuevo y tortillas calientes,

bajo la penumbra de dos amates

a la comunión de tu pueblo convidaste.

De aquel clandestino y público encuentro,

surgieron cantos de rebeldía popular,

padre, amigo, hermano, Alirio Napoleón Macías

De tu sacrificio y entrega total,

nos queda sobre la iglesia, un mural,

como treceava estación de calvario,

y del pulpito resuena el eco de tus palabras,

como recuerdo feliz de tu existencia.

Aquella iglesia que contigo mataron

hace ya tantos y tantos años,

hoy vuelve a resucitar,

no por los caminos y cantones rurales

sino en las nunciaturas y palacios del Vaticano.

De nuevo vuelve la esperanza,

y queremos creer que se trata

de una verdadera verdad,

de un volver a las raíces de la cristiandad,

de una iglesia popular

en busca de justicia y verdad.

Beto Sánchez

Orlando, Fl.

2 de Noviembre de 2015


0 Responses to “ORATORIO EN EL DIA DE LOS DIFUNTOS PARA EL SACERDOTE: ALIRIO NAPOLEON MACIAS”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


november 2015
M T O T F L S
« Okt   Dec »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

%d bloggare gillar detta: