02
Feb
16

Muerte por causas naturales o muerte inducida? He allí la disyuntiva!

La primera reacción de la parte querellante al conocerse la gravedad del estado de salud del expresidente Francisco Flores, en un gesto humanitario fue de inhibirse de continuar dando curso a la querella, demuestra con ello esa parte, que contrariamente como afirman muchos de sus detractores, no es odio ni venganza política lo que les anima, sino el afán que se imponga el imperio de la ley sobre la corrupción administrativa y la impunidad, que es una lucha emprendida por salvadoreños de noble corazón, convencidos que un mejor El Salvador es posible.

Ahora que el expresidente ha fallecido, y luego de presentar nuestras condolencias a los dolientes, nos vemos obligados a opinar que debe retomarse la querella, puesto que de aquí en adelante, el principal objetivo no es una persona gravemente enferma, sino los destinatarios últimos de los fondos desviados por el ya difunto expresidente.

Para la opinión pública, cuya sabiduría estriba en el sentido común, el asunto está ya medianamente dilucidado.

En enero de 2014 declaró ante la Asamblea Legislativa, el expresidente Flores, que recibió de Taiwan más de $15.000,000 como ayuda para danmificados por el terremoto del 2001, y para combatir el narcotráfico.

Las víctimas del terremoto jamás recibieron un solo dólar; tampoco se conoce que se haya invertido durante la administración Flores, fondos adicionales en el combate antinarco.

Las investigaciones llevadas a cabo dilucidaron que del total recibido, $10.000,000 fueron a parar a cuentas bancarias pertenecientes al Instituto de Estudios Políticos de Arena. Los restantes millones presumiblemente fue lo que cobró el expresidente al COENA por el servicio de inyectarle, de ese modo, liquidez para la campaña que llevó al poder a Antonio Saca en 2004.

Semejante cobro debió haber parecido excesivo a algunos miembros del COENA, tal que a partir de entonces Francisco Flores cayó en el limbo de indeseable para quienes estaban al tanto del mafioso negocio entre COENA y él, y de héroe para mandos medios y bases areneras que nada sabían al respecto y fueron favorecidos por su gobierno.

Esta es la única explicación posible al porqué, en los momentos más duros de la acción de la justicia ante Flores, los dirigentes arenenos lo dejaron tan solo. Se distanciaron de él como un apestado.

La señora Lourdes, hoy viuda de Flores tiene razón al afirmar que la muerte de su esposo tiene causas políticas; empero su condición de clase le impulsa a buscar esas causas en dirección equivocada.

Intenta ella la inculpación del juez 7º de Instrucción, Miguel Ángel Argüello, a quien le achaca un retraso de dos días en conceder prisión domiciliar al difunto Flores. Obvia la señora Lourdes que el mayor apego de los jueces a los procedimientos de ley, son consecuencia precisamente de las políticas de “mano dura”, implentadas por su esposo.

A lo mejor la señora viuda de Flores se niega a reconocer, lo que ya reconoce su hijo mayor: el abandono que sufrió su padre por parte de sus cómplices, hizo más daño que cualquier otra cosa a su deteriorada salud.

En casos en que causas políticas provocan un deceso, el sentido común nos aconseja volver la vista hacia quién o quiénes son los grandes favorecidos de ese deceso. En este marco no hay donde perderse. Los grandes favorecidos por la muerte del expresidente Flores, son el COENA y los dirigentes del Centro de Estudios Estratégicos de ese partido, quienes con el fallecimiento del expresidente, cuentan con mayor margen de maniobra en su defensa, a partir de los muchos secretos que Francisco Flores se lleva con él.

Allí es donde debería de dirigir sus sospechas la señora Lourdes.

Así las cosas, a la justicia le quedaría por tarea averiguar, si la muerte de Flores fue por causa natural, o fue una muerte inducida.

Los querellantes del caso de los fondos de Taiwán destinados a obras estatales en El Salvador y desviados al Instituto de Estudios de ARENA debe seguir adelante.

Matla Xochitl

 

 

 

 

 


0 Responses to “Muerte por causas naturales o muerte inducida? He allí la disyuntiva!”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


februari 2016
M T O T F L S
« Jan   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29  

%d bloggare gillar detta: