14
Jul
16

La fórmula noruega contra la evasión de impuestos y la ciudad donde los millonarios quieren pagar más impuestos

De Maribel Rodrigo | La otra cara de la moneda – mar, 5 jul 2016 18:34 CEST

En algunos países se considera casi un crimen revelar detalles tributarios de alguien, pero en otros es fácil descubrir cuánto gana y cuánto paga en impuestos cualquiera. Se sabe todo, incluso lo que quizá no interesa.

en el primer extremo se sitúa, por ejemplo, Reino Unido, donde es una ofensa revelar los asuntos tributarios de otros, mientras que en Noruega es sencillísimo averiguar cuánto gana y cuánto paga de impuestos cualquiera, desde el más rico y poderoso hasta el más pobre. Sencillamente porque se trata de información pública y transparente.

No es un descubrimiento de la era digital, ni mucho menos. Antes de que llegaran las grandes redes de telecomunicaciones, Internet y demás, en cualquier ciudad noruega era posible sacudirse las dudas y conocer de forma sencilla los ingresos de cualquier persona: vecinos, familiares e incluso jefes o gobernantes. Bastaba ir al ayuntamiento o la municipalidad de turno y buscar los detalles. Hoy cualquiera que tenga interés por saber cuánto ganan sus colegas, el jefe o la vecina puede encontrar la respuesta en internet.

La transparencia es poder. Y en Noruega ayuda a que la brecha salarial entre mujeres y hombres sea una de las más pequeñas del mundo. Incluso las empleadas domésticas pueden conocer lo que les están pagando a otras compañeras que hacen trabajos similares y, de este modo, saber si su trabajo se está reconociendo suficientemente. A esta labor de transparencia también contribuyen los sindicatos, que publican listas muy detalladas del pago para cada empleo.

¿Desde cuándo son tan transparentes los noruegos? Según explica a la BBC Einar Lie, profesor de Historia Económica de la Universidad de Oslo, esta práctica es tan antigua como el propio país. De acuerdo con sus palabras, el primer impuesto estatal que tuvieron los noruegos fue poco después de independizarse de Dinamarca tras la Guerra Napoleónica. Noruega creó su propia constitución, parlamento, gobierno y finanzas estatales, y por supuesto, su propio sistema de impuestos. Y en la segunda mitad del siglo XIX se reguló por ley la práctica de que los asuntos tributarios debían ser públicos.

En su día, la razón para revelar lo que otros normalmente ocultan fue generar confianza en las autoridades. Según palabras de este curioso investigador, en las primeras décadas tras al independencia se recomendaba que la información fuera anunciada en voz alta porque mucha gente no sabía leer y escribir. El pregonero local se paraba en la puerta de la iglesia o en la plaza del pueblo y recitaba los asuntos financieros de cada habitante sin complejos.

Si la idea original era evitar que se le diera tratamiento especial a los ricos y que se corrompieran los funcionarios del gobierno, parece que ha dado resultado: Noruega es hoy uno de los países menos corruptos del mundo y presume de ello.

Ahora el asunto es si su modelo puede exportarse tan fácilmente. ¿Estamos los españoles preparados para poner en marcha este esquema de ‘transparencia’ (o algo similar)?

 

La ciudad donde los millonarios quieren pagar más impuestos

De jaime_quirós | La otra cara de la moneda – mié, 6 abr 2016 05:48 CEST

¿He leído bien? ¿Millonarios que quieren pagar más impuestos? Sí, o al menos así lo dicen ellos mismos en una carta abierta al gobernador Andrew Cuomo. Parece que el espíritu navideño este año llega antes para los más de 40 millonarios firmantes de esta carta en la que piden que se les suban los impuestos, si, tal y como suena.

“Como neoyorquinos que hemos contribuido y nos hemos beneficiado del impulso económico de nuestro Estado, tenemos tanto la capacidad como la responsabilidad de pagar” y sentencian: “Podemos de sobra hacer frente a los impuestos que pagamos, e incluso podemos afrontar pagar aún más”.

La carta, elaborada de forma conjunta por estos magnates, el Instituto de Política Fiscal y el proyecto Riqueza Razonable, pretende defender los impuestos justos y la responsabilidad corporativa. Por lo que no solo expresan su deseo de contribuir de forma más generosa con sus impuestos, sino que además, los implicados quieren que el dinero recaudado se invierta en abordar problemas sociales como la pobreza infantil, las personas sin hogar o los edificios en ruinas.

”Esta inversión, tanto humanitaria como en infraestructuras, será amortizada por medio de la creación de puestos de trabajo, de mano de obra preparada para ocuparlos y de una reducción de la desigualdad de ingresos que tanto afecta a nuestro Estado”, dicen los millonarios entre los cuales se encuentran Steven Rockefeller, miembro de la cuarta generación de una de las familias más ricas del mundo, Abigail Disseny, descendientede Walt Disseny, y el empresario Lewis Cullman.

Actualmente, en Nueva York, aquellos que ganan más de 2 millones de dólares anuales pagan un impuesto del 8,82%. Lo que pretende el grupo de la carta, es que esta tasa se aplique en las rentas superiores a 1 millón de dólares. Además, a quienes ganen entre 2 y 10 millones, el impuesto se les subiría al 9,35% y al 9,99% a las rentas de 100 millones. Todos estos cambios, dicen, conseguirían aumentar los ingresos del Estado en, aproximadamente, 2.200 millones. No está nada mal.

Si bien la Asamblea de Nueva York, de mayoría demócrata, estaría a favor de un aumento de impuestos a los más ricos, el Senado estatal, en manos del partido Republicano y donde recae la decisión final, se opone a este aumento, “Ya sean impuestos sobre la renta, las propiedades, los negocios, las cuotas de usuarios o las pérdidas, no apoyaremos el aumento de las tasas ni obligaremos a los ciudadanos que trabajan duro a que se rasquen los bolsillos para pagar más”, sentenció el líder del Senado, John Flanagan. La filantropía siempre topa con obstáculos pero ya hay una parte de la sociedad, e influyente, que se ha dado cuenta que si no le va bien a la mayoría de sus vecinos, conciudadanos o compatriotas, a ellos al final tampoco les irá bien.

Annonser

0 Responses to “La fórmula noruega contra la evasión de impuestos y la ciudad donde los millonarios quieren pagar más impuestos”



  1. Kommentera

Kommentera

Fyll i dina uppgifter nedan eller klicka på en ikon för att logga in:

WordPress.com Logo

Du kommenterar med ditt WordPress.com-konto. Logga ut / Ändra )

Twitter-bild

Du kommenterar med ditt Twitter-konto. Logga ut / Ändra )

Facebook-foto

Du kommenterar med ditt Facebook-konto. Logga ut / Ändra )

Google+ photo

Du kommenterar med ditt Google+-konto. Logga ut / Ändra )

Ansluter till %s


juli 2016
M T O T F L S
« Jun   Aug »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

%d bloggare gillar detta: